En Bolivia, mucha política poca economía

Los tres rasgos más destacables de este período son: 1) El exagerado desequilibrio entra la gestión política y la gestión económica. 2) El talante confrontaciónal del Presidente y su partido. 3) La incursión de las ONGs en el gobierno.
Imagen de Jimmy Ortiz Saucedo
1,391 Lecturas
02 de Septiembre, 2007 08:09
A un año y medio de gobierno del presidente Morales, ya es posible hacer una evaluación de su mandato. Como dice la Biblia… “por sus frutos los conoceréis”.
Los tres rasgos más destacables de este periodo son: 1) El exagerado desequilibrio entra la gestión política y la gestión económica. 2) El talante confrontaciónal del Presidente y su partido. 3) La incursión de las ONGs en el gobierno.
1) ¡Se esta viviendo a puro política! El gobierno vive como en época de campaña. La toma del poder absoluto y la Asamblea Constituyente los tiene perturbados. Incluso llega al extremo de querer reelegir indefinidamente a Morales; como a sus émulos caribeños. Tienen una visión mesiánica de su líder, en pleno siglo XXI. No pueden concebir una democracia moderna, basada en “La Carta Democrática Interamericana”. Claro que la política es importante, pero no lo es todo.
Este gobierno no tiene una política económica y su ineptitud administrativa es notable. La economía está con piloto automático y para su desgracia colocado por los Neoliberales. Han tenido la suerte del alto precio de los commodities en el mercado mundial, las remesas de los bolivianos en el exterior, el aumento del tráfico de cocaína (estigma boliviano) y el buen tino de aumentarle las cargas impositivas a las petroleras.
Influenciado por la ideología, están cometiendo el fatal error de querer destruir el sector agropecuario cruceño, generador de la seguridad alimentar y el empleo a los bolivianos. Todo esto ha causado el preocuparte aumento de la tendencia inflacionaria, y desincentivado la inversión nacional y extranjera.
2) El talante confrontaciónal se nota en todos los discursos del Presidente, comenzando por el de su posesión, cuando en palacio ofendió a sus propios invitados. Ha tenido conflictos con: la iglesia, los medios de comunicación, los cívicos de la Media Luna, el Poder Judicial, las universidades, ejército, la policía, la mal llamada oligarquía, las empresas extranjeras, los cooperativistas mineros, los maestro, los prefectos, los partidos políticos, las regiones (Pando, Beni, Santa Cruz, Tarija, Cochabamba y sucre), con blanco y mestizos (como expresión de su rasismo), etc. Es más fácil decir con quien no se peleo. Con toda certeza que este será el rasgo por el que siempre recordare al presidente Morales. Su “dedingo” acusador; cual estatua de San Juan, nunca se borraran de mi memoria.

3) La infiltración de las ONGs en el gobierno. Estas instituciones han mutado de ONGs a OGs, es decir de Organizaciones No Gubernamentales a Organizaciones Gubernamentales. Yo me pregunto: ¿Quién voto por ellas para que suben al gobierno? Estas instituciones están manejando el Ministerio de Desarrollo Rural, entre otros. ¿Sabrán los mecenas que están invirtiendo sus recursos en política interna de otros países?
A este paso terminara Morales repitiendo la formula de los dictadores romanos: “pan y circo”, aunque con el aumento del pan, terminaremos a puro circo.

jimiortiz@cotas.com.bo
FOTO: Radioareito1
Sábado 01 de Septiembre de 2007
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.