De Política, Empoderamiento y Paridad

“Cuando una mujer llega sola a la política, cambia la mujer; cuando muchas mujeres llegan a la política, cambia la política” - Michelle Bachelet.
Imagen de Claudia Ramos
3,440 Lecturas
21 de Agosto, 2007 07:08

tacones.jpgChile es uno de los pocos países que cuenta con una Mujer en el cargo de jefa de gobierno o primera mandataria. Siendo un cambio de paradigma y reflejo esencial de la actual situación sociocultural del país, el triunfo de una mujer en las últimas elecciones presidenciales realizadas.

Según el informe de Competitividad Mundial 2006-2007, del Foro Económico Mundial, “Chile ocupa el lugar 110 (de 125 países) en cuanto al acceso de mujeres a cargos importantes, y el lugar 68 con respecto a su participación parlamentaria.” Teniendo en consideración que hoy en el parlamento, son sólo dos las mujeres que ocupan cargos públicos.

Con motivo de esto, surgió en la agenda gubernamental la iniciativa de elaborar medidas y propuestas de ley que incentiven a que los partidos presenten candidatas mujeres con un cierto número determinado. Dicha acción modificaría las leyes de Votaciones Populares y de Partidos Políticos, generando nuevas exigencias y reglas en el juego de las elecciones en nuestro país.

Pero más allá de la notable intención de la presidenta por desplegar la paridad y el reconocimiento de las mujeres como tal, en el ejercicio de roles políticos, me llama profundamente la atención que en pleno siglo XXI, tengamos que legislar, necesariamente para que las mujeres de Chile puedan ser consideradas y tomadas con mayor seriedad al momento de postular a cargos públicos o participar activamente en política. Hasta donde tengo entendido, en Chile, son mayoría, las mujeres que se declaran jefas de hogar, son las mismas, aquellas que han encabezado movimientos ciudadanos, políticos e incluso resistencia ante violaciones de derechos humanos, etc.

Siendo este el paisaje, me surge la pregunta ¿Qué hemos hecho mal? Para “no ser consideradas” como pares dentro de la clase política, a lo largo de nuestra historia, ¿Es que acaso “los altos índices de machismo” elaborados por variados centros de estudios dicen relación con algunos de los puntos mencionados anteriormente?

Sea así o no, lo relevante de esta conversación radica en la responsabilidad propia y compromiso con que las mujeres en Chile nos tomemos espacios y nuevos roles en la clase política. Con esto no quiero anular la “existencia del machismo”, mucho menos anular la propuesta presidencial de la mandataria, pero lo que si deseo recalcar es que esta responsabilidad se halla directamente en nosotras las mujeres, y más allá de leyes, preferencias o facilidades, es nuestra actitud, empoderamiento y fortaleza para enfrentar nuevos desafíos en este territorio, habitado principalmente por hombres, lo que nos entregara un posicionamiento y participación deseada.

Por último y como reflexión final…algunas palabras de nuestra mandataria queme hacen sentido: “Cuando una mujer llega sola a la política, cambia la mujer; cuando muchas mujeres llegan a la política, cambia la política”entendiendo que mujeres y hombres habitamos esta sociedad y nos necesitamos los un@s a los otr@s.


FOTO: ricardocarrasco
Martes 21 de Agosto de 2007
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

4 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de Fernando Gatica

¿Como generar el espacio?

¿Como generar el espacio? Si una mujer solo asistiera 1 vez a la semana al parlamento por un par de horas ¿que pensaríamos de su trabajo?. Una profesional destacada renunció a su trabajo para criar a su hijo, la empresa reconociendo su valor le ofreció trabajar media jornada y desde su casa. Creo que el espacio que falta no es en la lista de candidatos sino en la labor misma de la política, el precio que debe pagar la mujer es muchísimo mayor que el que paga el hombre, aquí debemos buscar igualdad también. A un hombre le hago esocger entre su actual trabajo o carrera y el servicio público, a una mujer entre sus hijos y el servicio público ¿parece justa la balanza?.

Imagen de Claudia Ramos

Estimadas, Gracias a ambas

Estimadas,

Gracias a ambas por sus apreciaciones, sí los hechos en otros países refuerzan esta medida bienvenida sea.

Lo importante desde esto es contribuir al dialogo y al debate en torno a este tema, más aún si nos quedan desafíos urgentes como la brecha salarial, de la cual es importante atisbar con medidas o proponer e impulsar.

Saludos,

Imagen de Verónica Grünewald

Como dicen "para muestra un

Como dicen "para muestra un botón" desde el 2003 se encuentra SIN URGENCIA en la Cámara un Proyecto de Ley que incentiva la participacion de la mujer en él quehacer público. Pero lo cierto es que no necesitamos de leyes especiales, hay que atreverse y enseñar a las hijas a opinar e interesarse en la política, la economía y todas aquellas materias que comunmente no son de competencia femenina. Para que algún dia tengamos verdaderas líderes sin necesidad de ampararse en la memoria de un padre o un abuelo famoso.

Imagen de vesnakarmelic

Claudia: Interesante nota,

Claudia: Interesante nota, aún cuando creoque un cambio requiere mucho mas que la apropiación por parte de las mujeres. Muchísimos estudios realizados a nivel mundial confirman que, si bien las mujeres tienen progresivamente una mayor participación en la fuerza laboral, su avance en la ocupación de cargos directivos y de liderazgo es aún muy lenta y desigual. La asociación que se establece entre características requeridas por un líder y los roles típicamente adscritos a lo masculino ( "Ser líder o ser jefe = "Ser hombre"), constituye un "techo de vidrio" o una barrera psicológica para las mujeres que limitan su acceso y avance a los niveles mas altos de la jerarquía laboral, y en lo que tu planteas, política. La única forma que ha mostrado resultados en países desarrollados para generar un cambio cultural en esto, es la promoción de políticas que fuercen a las instituciones a promover la mayor participación de la mujer y el incorporar cambios estructurales en la forma en que se concibe el trabajo. En este sentido, aplaudo la iniciativa de nuestra presidenta.

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.