La Época de Oro de la Poesía Ariqueña

Bastó una década -desde la mitad de los 60 hasta la mitad de los 70 del pasado siglo- para que Arica viviera su mayor esplendor en ese ámbito de la creación literaria.
Imagen de José Martínez Fernández
7,870 Lecturas
17 de Octubre, 2007 07:10
La poesía ariqueña tuvo su "época de oro". Todo empezó con Óscar Hahn. Era más o menos la mitad de la década del sesenta de la terminada centuria. Iquiqueño de nacimiento, llegó a hacer clases a la Universidad de Chile con un libro suyo bajo el brazo: "Esta rosa negra", que había ganado el Premio Alerce de la Sociedad de Escritores de Chile (Sech), mientras en Arica Nana Gutiérrez publicaba su "Manos arriba" y descollaba en la antipoesía, siendo alabada por Nicanor Parra y Enrique Lafourcade y posteriormente por Pablo Neruda. La Municipalidad le daba el Premio Municipal de Literatura, hecho que ocurriría por primera y única vez.
Gutiérrez y Hahn tendrán un encuentro muy cercano con sus hermanos del Perú. Nana publicará un libro junto al poeta de ese país Winston Orrillo y Óscar Hahn será editado en Lima con su libro "Agua final".
Nana Gutiérrez, además, editaría, unos años después, un libro en conjunto con el escritor argentino Marco Denevi.
Claudio Castro Morales, profesor, será otro poeta que en ese momento marcará algunos hitos y que tendrá mayor relevancia entre fines de los 70 y hasta su muerte.

En 1966 yo ganaba el Primer Premio de Poesía en un concurso organizado por la Universidad del Norte.
En ese mismo año la misma Universidad premiará, en forma especial, a Jorge Bellet Pacheco, quien hacía unos años, casi niño, había publicado su libro "Alma te busco". Libro único del poeta que dejó su función de creador para dedicarse de lleno a los estudios en que brillaba con luces extraordinarias. Obtuvo uno de los mejores puntajes en la prueba de ingreso a la Universidad. Se tituló de Físico en Chile. Becado a los Estados Unidos logró el Magister y el Doctorado. Bellet era brillante. Un día de los años noventa, dedicado ya a su actividad de Físico y de maestro universitario, murió en un accidente. Aún me cuesta creer en su desaparición y me parece ver el sonriente rostro de Jorge Bellet, quien, a mi parecer, es la persona más inteligente que haya residido en Arica.
En los concursos poéticos para jóvenes la mujer que más premios obtenía era María Angélica Molina. Ella publicó en unos cuantos diarios y en "Serie poética". Luego entró en una espiral de silencio.
En julio de 1967 creamos el grupo literario "Carlos Pezoa Véliz" y la publicación "Serie poética", ambos bajo mi dirección. "Serie poética" era financiada por un pequeño grupo de comerciantes. De "Serie poética" salieron cuatro números (desapareció al año siguiente). Entre otros, allí publicaron María Angélica Molina, Alberto Yury y Florencio Faúndez.
En ese tiempo el regidor Luis Blanco Carvajal era el mayor interesado en el apoyo a la poesía ariqueña. Había obtenido la primera mayoría en la elección de regidores y desde la Municipalidad trataba de ayudar a la difusión de la poesía local. A él le propuse que una calle de Arica llevara el nombre del poeta Carlos Pezoa Véliz, y los seis regidores y la alcaldesa Elena Díaz aprobaron la petición en forma unánime. Luis Blanco intentó una y otra vez que se creara un Premio Municipal de Literatura, estable y anual. No tuvo apoyo. Yo escribía en el matutino "Concordia" y allí manifesté la idea de formar una Sociedad de Escritores de Arica (SEA), lo que sólo quedó como texto impreso en ese diario. La idea fue concretada muchos años más tarde por literatos como Nelson Gómez, Iris Fernández y otros.
En 1970 yo editaba mi primer libro, "Distancial". La Municipalidad de Arica me llamó para comprar parte de la edición del mismo, lo que fue aprobado por seis de los siete miembros del Municipio. Con ello se pagó completa la edición. Un año más tarde la Junta de Adelanto de Arica me financió la edición de mi libro "Poemario", entregándome una parte de los ejemplares a mí, distribuyendo el resto en bibliotecas y mandándolos a medios de comunicación.
Iniciado el gobierno de Allende, Luis Araya Novoa ganó el segundo premio del concurso nacional de poesía "Carlos Pezoa Véliz" de la Editorial Quimantú. Será el inicio de una serie de galardones que obtendrá el bardo. Poeta de alta creatividad, de singular manejo linguístico y hombre de una cultura literaria enorme. Único poeta que en la actualidad puede disputarle a Óscar Hahn la supremacía en la creación lírica de todo el Norte de Chile.
Luego aparecieron por Arica dos importantes poetas: Oliver Welden y la profesora universitaria Alicia Galaz Vivar. Ella venía a trabajar a la Universidad de Chile.
Allí creó la revista "Tebaida", editada por esa casa de estudios. Durante sus últimos números "Tebaida" fue publicada por la Editorial Nascimento. Fueron Alicia y Oliver los que me invitaron a ser parte integrante del grupo y de la revista, en que tenía gran participación el poeta Ariel Santibáñez. Nos reuníamos en una sala de la Universidad de Chile, frente al Rancagua, a leer y debatir nuestros textos. A veces teníamos invitados de lujo. Una vez estuvo con nosotros Washington Delgado, poeta peruano, jurado en el Concurso Casa de las Américas de Cuba.
En ese mismo período el poeta Oliver Welden gana el premio nacional de poesía "Luis Tello" con su libro "Perro del amor". Welden es autor allí de una poesía dominada por una profunda belleza erótica. El poeta acaba de ser premiado por la Feria del Libro de Nueva York, mientras vive entre España y Suecia.
También es muy interesante la creación poética de Mario Milanca Guzmán. Nacido en Calbuco estudió su carrera de Pedadogía en Castellano en la Sede Arica de la Universidad de Chile. Aquí escribió poemas que fueron publicados en la revista "Tebaida". Hombre de una cultura gigantesca se interesó fundamentalmente en el estudio de la música. No sabemos cuándo volvió a su tierra o a Santiago; pero tras el Golpe del 73, Mario Milanca apareció en Venezuela trabajando para los aparatos culturales de gobiernos socialdemócratas en ensayos musicales. Allí publicó libros sobre esos temas. En 1999 murió en accidente de aviación. Los pocos poemas conocidos de Milanca lo convierten también en un gran poeta de la llamada "época de oro de la poesía ariqueña".
En 1972, a petición de personeros de la Universidad del Norte, organizamos un Concurso Literario para Trabajadores. Fuimos jurados junto a Alicia Galaz, Oliver Welden y personeros de la misma casa de estudios. En cuento ganó Manuel Cortés y en poesía Florencio Faúndez. Aparte de los premios en dinero estaba la publicación de un libro con el trabajo de esos ganadores y de los que habían obtenido otros lugares. Ante la demora persistimos y persistimos, sin éxito. Cuando al fin el periodista Adolfo Vargas Jofré -funcionario de esa Universidad- dijo que la publicación iba, se nos vino el 11 de septiembre.
Por esa misma época Alicia Galaz publicó un libro que tituló "Jaula gruesa para el animal hembra". Su libro obtuvo varios comentarios favorables. Era un texto de gran riqueza lírica y una defensa del feminismo. Alicia, compañera de Oliver, era una mujer muy inteligente, y una mujer bella, bellísima. Hace pocos años se apagó su luz en Estados Unidos.
En diciembre de ese 1972 las Ediciones Mimbre-Tebaida me publicó en Antofagasta mi tercer libro de versos: "Exposiciones", con dibujos del gran artista gráfico Guillermo Deisler.
Alicia Galaz había preparado, por encargo de Quimantú, una antología poética del norte chileno. El original fue enviado a la Editorial. Allí figuraban desde Andrés Sabella hasta Julio Opazo, pasando por poetas residentes en Arica como el mismo Opazo, Nana Gutiérrez, Oliver Welden, Ariel Santibánez, Óscar Hahn, Luis Araya Novoa, Florencio Faúndez, la antologadora y el que escribe, acompañados de poetas nacidos, o residentes, en Iquique, Tocopilla, Antofagasta, Calama y otras ciudades. El Golpe de Estado acabó con la ilusión antológica de Alicia y de nosotros.
En octubre de ese doloroso 1973 (y cuando estaban muy vivas las llamas del odio y llevando a cuestas el dolor por el asesinato de mi amigo Luis Solar y la posible condena a muerte de mi también amigo, el carabinero y estudiante universitario Atiliano Hernández, sometido a varios consejos de guerra que, al final, lo condujeron a ser condenado a cadena perpetua), decidí publicar el folleto "Presencia de Arica en la poesía". Estaban las tapas impresas desde hacía unos meses. Para hacer las páginas interiores hablé con gente de la DC que trabajaba en la Junta de Adelanto. Ellos pusieron el papel e hicieron la impresión a mimeógrafo. Fue la última publicación colectiva realizada en Arica inmediatamente tras el Golpe. En ella aparecieron poemas de Alicia Galaz, Oliver Welden, Julio Opazo, Florencio Faúndez y otros bardos.
Dos meses más tarde apareció mi libro "Voces", el que estaba haciéndose en la imprenta de prisiones desde antes del Golpe. Tras el 11 de septiembre el libro estuvo "retenido" tres meses en los talleres de la imprenta. El texto, sin ningún poema de carácter político, al fin salió en diciembre. Fue mi cuarto y último libro de poemas en ese período: tendrían que pasar años para volver a publicar otro libro. A comienzos de 1975 opté por mi propio autoexilio: Santiago.
Tras el Golpe de Estado los poetas se dispersaron. Ariel Santibáñez se fue a Santiago y es un detenido-desaparecido desde 1974. Óscar Hahn vivió la prisión sólo unos días. Luis Araya Novoa permaneció detenido algunos meses.
No tuvimos problemas autores como Florencio Faúndez, Julio Opazo y yo, entre otros, a pesar de conocerse nuestra posición política.
Nana Gutiérrez -conversó conmigo tras el Golpe- tenía su alma herida. Su mirada era intensamente triste y sus palabras sonaban apenas. No se podía esperar otra cosa de una mujer con una sensibilidad tan rica. No se podía esperar otro acto de una gran poetisa o antipoetisa, como a ella le gustaba llamarse.
Hahn se fue luego a Estados Unidos. Alicia Galaz y Oliver Welden tomaron, poco después, el mismo rumbo.
Se produjo la gran diáspora y en el corazón solitario de cada poeta se hizo aún más evidente esa soledad. En especial, en el corazón de quienes nos quedamos en Chile sobreviviendo los largos y oscuros años que se nos vinieron.
Las publicaciones señaladas, los autores nombrados, los libros citados, los premios obtenidos, las revistas indicadas, los grupos literarios existentes; todo ello realizado en un plazo de apenas una década, en pleno siglo XX, convierten a ese período en lo que podemos llamar "la época de oro de la poesía ariqueña".
No hay un período más rico en creación y difusión de la poesía ariqueña que el vivido desde la mitad del 60 hasta la mitad del 70. El siglo veinte está claramente marcado por ese hecho.
Poetas ariqueños de interés anteriores y posteriores a esta etapa han existido y van a ser tema de dos próximos artículos.

Miércoles 17 de Octubre de 2007
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

17 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de Pablo Anuary

José, desde los grandes

José, desde los grandes silencios, hoy te encuentro y saludos, compartidos con Walter Rojas, quien por este medio se están reedescubriendo los amigos.

Que tiempos aquellos, mucha precariedad donde éramos felices y mas solidarios.

Un abrazo desde Calama.

Imagen de raúl montoya solís

Me parece muy justo la

Me parece muy justo la opinión y el recuerdo a Jorge Bellet Pacheco ( MAO ), quién en vida fuera un científico y hombre ejemplar, sencillo, inteligente y que de estar hoy en día con nosotros sería un motivo de gran orgullo para nuestra querida Arica. Creo que este orgullo debiera plasmarse en un nombre de alguna gran obra, edificio, facultad, u otro evento que recuerde por siempre su nombre. Debemos revindicar su memoria.

Imagen de Yair J. Carvajal

Estimado José Me leí tu

Estimado José

Me leí tu comentario de un sopetòn. Claramente existe la convicciòn que la la literatura debe cambiar en el nrote de nuestro país. Gente como tú es la que necesitamos, valiente y clara en el momento de comentar o criticar. Te felicito como persona transparente y tambien con tu poeìsa.

Afectuosamente

Imagen de JAVIERA

es la raja y muy

es la raja y muy BKN............................................JAJAJAJAJAJAJAJAJ3

Imagen de olga rojas ojeda

no puedo creer que te

no puedo creer que te encontre despues de mas de 30 anos. yo era vecina de florencio (mingo). eramos 8 hermanos en total. uno fallecio cuando llegamos a radicarnos a Edmonton, Alberta, Canada. he ido muchas veces a mi querida ciudad Arica. yo te admiraba mucho y me gustaba tu poesia. era una adolescente de 17 anos cuando salimos del pais. hoy en dia yo tambien escribo, en ingles y castellano y me han publicado algunas veces en antologias. dime si lograste recordame. de otra manera, te enviare una foto mia. tambien te vi en la estrella de arica, por la publicacion de otro trabajo tuyo. tambien yo fui entrevistada por ese periodico en una de mis visitas.

te mando un gran saludo desde mi pais de residencia y te felicito por tus logros.

Imagen de naya

Hace muchos años en Esquel

Hace muchos años en Esquel (Argentina) un amigo me regaló uno de los libros con más bellas poesías que haya tenido. Cometí un error muy repetido en mi vida: lo presté. Ya se sabe el final.

Los busco desde hace unos 20 años y quisiera saber si se puede conseguir.

Si mal no recuerdo el autor es Eduardo Cea, el títtulo lo olvidé, pero algo no olvidé nunca y es un poema para Tencha que comenzaba diciendo:

Te escribo desde este sitio azul...

Les agradecería mucho si pudieran darme información de dónde conseguirlo.

Atentamente, y muy agradecida si alguien se toma el tiempo de leer mi petición

Naya Manzano

Imagen de walter rojas alvarez

tantos años, tanta agua

tantos años, tanta agua deslizada en la memoria polvorienta de los sueños...he aquí un viejo eterno retorno a esa antigua amistad nacida bajo el arrullo de ese empetrolado mar ariqueño. un abrazo cálido de emoción de este rápido saludo vía web. hermano grande José Martinez fernández...si puedes disculpar este larguísimo silencio de años innecesarios. un emocionado y poético saludo desde La Ligua, walter.

Imagen de markos quisbert

Estimado José Martínez:

Estimado José Martínez:

tu artículo me ha llenado de alegría, muy documentado, del pasado en la poesía ariqueña, hay unos poetas antiguos q no conocía, Ecilda Grave, creo alguna vez haber leído algo de ella, por ahi citas a un poeta antiguisimo q tenía una tienda de zapatos q me causó curiosidad. saludos.

Imagen de José Morales Salazar

Apreciado José:

Apreciado José:

Tu artículo cronístico "La época de Oro de la Poesía Ariqueña" vigoriza, sin duda, los fundamentos de la cultura artística de nuestro terruño extremeño, específicamente en su área poética. En efecto, veo a tu texto informativo erguirse como un discurso histórico-literario serio, objetivo, con notable claridad y precisión en la tarea de recordar (y afincar en nuestra memoria colectiva) señeros nombres, colectivos y publicaciones que lograron contextualizar una década de alto cuanto noble lirismo versístico en este rincón septentrional de la patria.

Tus remembranzas, querido camarada en las letras, tienen la virtud de haber logrado la esquiva dimensión que todo buen trabajo literario debe observar. Me refiero al equilibrio entre los verbos explícito e implícito. En aquél está la crónica veraz y ordenada; en éste subyacen evocaciones que, para quienes tuvimos la fortuna de relacionarnos personalmente con aquella pléyade dorada, nos llegan con el goce espiritual que provocan estos felices reencuentros con Óscxar Hahn, Luis Araya, Alicia Galaz, Oliver Welden..., por nombrar a quienes hicieron florecer y proyectar al entorno comunitario el arte de la palabra desde las aulas de la ex sede Arica de la Universidad de Chile, y desde una pródiga diversidad de eventos que allí se gestaban en un plano de necesaria y verdadera extensión universitaria.

Para fortuna para las letras ariqueñas aún permanece con nosotros Luis Araya Novoa, maestro, poeta mayor del Norte Grande, director artístico de "Rapsodas Fundacionales" y "Altamarea", y sabio guía de la literatura regional. Con Lucho Araya en nuestra testera institucional esperamos tu próxima visita para sumirnos nuevamente en el coloquio agudoi, profundo y fraterno sobre este arte que nos hace hermanos espirituales.

Estimado José, estamos seguros de que ya no habrá crónicas del pretérito acontecer literario ariqueño sin que haya acudido a tu trabajo que hoy celebramos. Por este motivo, a nombre propio, y en especial de nuestros rapsodas, te brindo un saludo fraterno y unas cálidas, muy cálidas felicitaciones.

José Morales Salazar

Presidente "Rapsodas Fundacionales"

Arica, 19 de octubre de 2007

Imagen de José Martínez Fernández

Con inmensa alegría he

Con inmensa alegría he leído el comentario del gran poeta chileno Oliver Welden, uno de los más altos valores de la poesía chilena junto a Efraín Barquero, Óscar Hahn, Luis Araya Novoa y unos pocos bardos más que merecen el Premio Nacional de Literatura.

También me han alegrado las palabras del gran Julio Urquhart, ex-director de Televisión, ex-director de radio, ex-concejal, y hombre solidario con el quehacer cultural. Gran amigo además.

Gracias también a Sergio Vásquez, Pedro Calderón, Roberto Flores y a los que me han saludado a través de mi correo y mi fono.

El Premio Nacional de Literatura 2008 si no lo gana

Barquero tiene que viajar hacia las manos de Hahn,

Welden, Araya...u otro poeta importante que haya

radicado en el norte.

Imagen de Oliver Welden

Mi querido José:

Mi querido José:

Hace más de treinta años que nos vimos y nos comunicamos por última vez y veo que te has transformado en un maestro, en un senex de la memoria histórica. Qué sólido artículo, qué magnífica crónica: escritura de consulta obligada -afirmo- para todos los que se interesen por el desarrollo de la poesía del Norte Grande. La cronología es exacta, la narración veraz, no quitas ni pones nada: así, tal cual, sucedieron los hechos. Tus juicios y apreciaciones son irrebatibles. Tu sensibilidad es absolutamente exquisita al poder intercalar anécdota, recuerdo y sentimiento. Y qué respeto hacia tus pares. Qué respeto. Hace unos momentos le he comunicado esta opinión mía a Arturo Volantines. Un abrazo.

Oliver Welden (Málaga, España)

Imagen de Pedro Calderón Terraza

José: Tu artículo me hacer

José:

Tu artículo me hacer recordar los años 60, cuando andabas comentando y ofreciendo tus obras. Como dice Sergio Vásquez, desde joven ya eras un poeta consumado. Daba gusto conversar contigo. En tus ojos se veía ese entusiasmo por la poesía.

Bueno el recuerdo que hiciste de Jorge Bellet, quién no lo conoció en el liceo, ese que estaba en Sotomayor esq. P. Lynch y que siempre andaba detrás de nuestra profesora de castellano mostrándole sus trabajos.

Gracias por hacernos recordar de nuestros poetas ariqueños, en especial a Nana Gutierrez.

Da gusto tenerte nuevamente, tu aporte en El Morrocotudo es de primera.

Saludos Poeta.

Imagen de José Martínez Fernández

Ojo con la siguiente FE DE

Ojo con la siguiente FE DE ERRATAS publicada en la sexta línea del comentario anterior:

Dice: INTENVERCIÓN.

Debe decir: Intervención.

Ese es el respeto que debemos quienes nos dedicamos a las letras.

Ese es el respeto que con el idioma tenemos personas como Yair Carvajal , Arturo Volantines y otras en la Cuarta Región y Luis Araya Novoa, Florencio Faúndez y José Morales Salazar y otras en la Región Arica-Parinacota.

Imagen de José Martínez Fernández

Gracias a don Roberto Flores

Gracias a don Roberto Flores Salgado, a quien no tengo el gusto de conocer. Apoyos como el suyo son los que me mantienen en esta línea de trabajo -difusión y creación-, en especial ahora que hace pocas horas se me ha comunicado que el presidente de la SECH-Cuarta Región ha vetado mi participación en el Encuentro de Escritores que se realizará la próxima semana en esa Región. Mi intenverción en dicho evento había sido propuesta por el profesor y poeta Yair Carvajal, dirigente de dicha SECH.

Este evento fue financiado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, que destinó 9 (Nueve) millones de pesos para el mismo.

El mismo Consejo destinó a ese presidente y organizador la suma de 4 (cuatro) millones de pesos como aporte al fomento de su "creación literaria".

Le aseguro don Roberto a Ud. y los demás lectores que dicha persona no tiene ni el talento ni la cultura para que pueda hacer trabajos que, por último, sean

aceptables.

El stalinismo -ojo- quiere retornar. Pero así como rechazamos a Pinochet, también lo hacemos con los que, al otro extremo, quieren crear la "cultura de la barbarie".

El hombre nace libre y la libertad es su norte.

Imagen de Julio Urquhart Matheu

Excelente el recuento de

Excelente el recuento de José. Es una de las mejores formas de recordar a quienes a golpe de tinta y papel han forjado las letras ariqueñas. Concozco a José hace muchos años, pese a nuestras diferencias políticas, siempre hemos podido conversar como personas civilizadas y consecuentes, y es más, lo considera amigo mío. Que bueno es saber de tí por este medio, aunque tuve la suerte de intercambiar, hace algunas semanas, algunas palabras contigo en el centro de Arica. Un abrazo cordial y gracias por no olvidar a tu Arica.

Imagen de Roberto Flores Salgado

Estimado José: trabajos

Estimado José: trabajos como el suyo son notables para posicionar la literatura ariqueña como un arte con características propias y especiales. Hacer arte debería ir de la mano con el tener conciencia de lo hecho, labor a la que se dedica la crítica literaria. Gracias por este recorrido hecho en sus líneas, es muy valioso para conocer nuestras raíces y, de este modo, reconocer la identidad de la literatura ariqueña.

Imagen de Sergio Vàsquez Ochoa

Josè Martinez, tu nota -

Josè Martinez, tu nota - es muy valiosa. tiene un valor del recuento històrico y el recordar le mejor de nuestra Arica literaria.



Me fuì a la lectura de Oriana Falacci, cuando hablando de su ex compañero Alejandro Teodorakis, el rebelde griego que muriò en un atentado ( si no me equivoco en el apellido) - señalaba que èl era primero poeta ( vivieron juntos algunos años) y allì en ese mundo se gestan los rebeldes del mundo. Los rebeldes nacen en la poesìa, hablando de la vida y sus bemoles y luego pasan a una fase superior.



Tu recuento no hace màs que afirmar estos dichos. Los poetas, no estàn para callar y son màs peligrosos que el que tiene mil balas, entendiendo el sentido de la oraciòn. El clamor de la justicia. Por eso lo de poetas presos. como una consecuencia de lo señalado.

Felicitaciones Josè...por tus recuerdos de los poetas ariqueños. Un dia casi adolescente me mostrabas libros y poemas, ya tenìas la vena literaria y seguro sufrìas este mundo complejo e injusto.

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.