Autores posteriores a "La Época de Oro de la Poesía Ariqueña"

Serán los poetas que habiendo tenido muchas oportunidades en la época dorada, y en medio del espanto y del dolor que significó el 73, volverán al camino de la poesía poco antes de los ochenta.
Imagen de José Martínez Fernández
5,616 Lecturas
24 de Octubre, 2007 07:10
Tras lo que llamamos "la época de oro de la poesía ariqueña", los poetas de ese período y que seguirán en la ciudad son: Nana Gutiérrez, Luis Araya Novoa, Florencio Faúndez, Julio Opazo.
Poetas surgidos tras la dictadura son: Rodolfo Khan, Carlos Amador Marchant, Mayo Muñoz y Markos Quisbert, entre los principales.
Otro poeta que destaca en ese tiempo es Pedro Humire, quien -por sus constantes estadías en diversas ciudades- es difícil de encasillar (aunque ya escribía) entre "los poetas anteriores", por lo que decidimos ubicarlo entre "los poetas posteriores", principalmente porque ese es el período en que el bardo alcanza su verdadera consagración. Pedro Humire, a no dudar, es el mejor poeta chileno en lenguas originarias. Ha obtenido, entre otras distinciones, el Primer Premio de Poesía Nacional de Raíz Indígena. Su poesía está tocada por la belleza de los paisajes del interior ariqueño. Hombre que ha difundido su obra en un ambiente informal: publica principalmente en hojas sueltas y lee su poesía en diferentes espacios culturales. Humire es una especie de poeta itinerante. Hoy puede estar en Santiago, La Serena, Arica o en el extranjero, donde también ha sido invitado.
Julio Opazo, años después partirá a Estados Unidos y la voz de Nana Gutiérrez, se apagará en los años ochenta.
Luis Araya Novoa y Florencio Faúndez, entre los principales, son los que se quedan en la ciudad...hasta hoy.
Otro poeta que destaca en ese momento es Claudio Castro Morales. Poeta lárico (lo que no le quita lo lírico); que maneja el lenguaje en forma sencilla. Claudio Castro falleció en 1999.
El primer poeta importante que aparece tras el Golpe es Carlos Amador Marchant, quien ganará el Premio Nacional de Poesía de la Universidad del Norte (Sede Antofagasta), unos años después. Él creará el grupo "Desinencia" en la Universidad Técnica y será el primer animador de la poesía local en los años postdictadura.
Cuando regresé a Arica en 1978 me encontré con algunos poetas rezagados de "la época de oro de la poesía ariqueña": Julio Opazo y Florencio Faúndez. Los tres nos uniremos a Marchant, para crear la revista "Planeta de flor y de barro", cuya dirección los citados poetas me encargan. Sólo salieron dos números: ambos en ese mismo año.
A los nombres citados hay que agregar el de Julio Arenas Hurtado que publicó en el segundo número. Arenas participaba en el Taller Literario que en la Universidad de Chile manejaba el profesor Patricio Ubeda y que tenía entre sus integrantes a poetas como Óscar Arancibia Villalba, Miguel Durán Candia, Velia Romero y otros.
Tiempo más tarde (1979) iniciaría la edición de "Palabra escrita", cuyos primeros números se hicieron en Arica hasta mi regreso a Santiago en 1980. La revista -que ya va en el número 49- ha seguido publicando, de vez en vez, a autores ariqueños.
Tras Marchant surgirán Walter Rojas Álvarez, Mayo Muñoz, Clara Seura Rocafful y otros. Marchant crea la revista "Extramuros" y da cabida a los poetas citados y a otros autores novísimos. Al final del siglo volverá a Arica el profesor Miguel Durán Candia y llegará el periodista Freddy Torres Oviedo. Ambos suman sus nombres a la larga lista de poetas ariqueños. Silvia Donoso será otra exponente interesante, pero autora de pocos poemas. Obtuvo el Segundo Premio Nacional de Poesía en un concurso realizado por el PRODEMU.
A finales de los setenta también funciona el grupo "Altamarea", que contará con el poeta Luis Araya Novoa, figura ya consagrada, y con los bardos Claudio Castro Morales y José Morales Salazar. También es muy importante la presencia de la poetisa y maestra Patricia Mardones.
También vale la pena citar a Raquel Pino Parraguez -Hija Ilustre de Arica- quien se dedica a la poesía que canta hechos militares y a la tierra en que reside. Tiene publicados varios libros. Raquel Pino fue también regidora y una gran difusora de las actividades literarias, en especial a partir de la UTA
Nana Gutiérrez seguirá publicando libros y su vida se apagará, como ya dijimos, en los ochenta, dejando instalado con suma claridad su nombre en la historia de la poesía femenina ariqueña en el pasado siglo, al igual que Alicia Galaz Vivar.
La mayoría de los poetas postdictadura siguieron escribiendo y publicando libros, revistas y folletos de poesía, durante el resto del siglo veinte y varios de ellos lo siguen haciendo hasta hoy, proyectándose en la presente centuria, junto a los bardos que pertenecieron al período que hemos llamado "la época de oro de la poesía ariqueña".
También es importante la labor de la SEA (Sociedad de Escritores de Arica) en que destaca la poetisa y profesora Iris Fernández y cuyo timón ha sido el narrador Nelson Gómez.
Otro poeta, que además es actor, es Gastón Herrera. Fue director de "La cazuela", ¡qué nombre!, revista de poesía que alcanzó varios números.
En estos instantes hay un gran quehacer de poesía hecha por personas que empiezan a publicar alrededor de la llamada Tercera Edad.
Una de ellas es Silvia Córdova, autora de un libro con singular título: "Vieja coqueta". Silvia
Córdova es creadora de poemas directos, sencillos.
Otra es Luisa Guerra Moreno: una mujer que, habiendo dedicado su vida a luchar por ideales sociales con un coraje digno de las mejores heroínas, también hizo un apostolado de la difusión de la cultura desde el ámbito de la música popular. Luisa Guerra, sólo en los últimos años, ha descubierto que la poesía era parte de su ser. Ha publicado varios libros.
También vale la pena citar a la fallecida Rebeca Rumor, quien tardíamente empezó a hacerse notar en este aspecto. Es autora de algunos libros.
En la actualidad, entrado el siglo XXI, surge el grupo "Vertizonte", integrado por poetas de altísima calidad lírica como Reinaldo Hugo, Markos Quisbert, Gabriel Moyano, Jaime Moya y otros autores; grupo que lidera el poeta Rodolfo Khan. Todos ellos manifiestan, en su verbo poético, un alto contenido creativo, dándole un hálito nuevo a la poesía ariqueña, lo que supone que se viene una brillante generación de bardos como aquella que lideraron Óscar Hahn, Alicia Galaz, Nana Gutiérrez, Oliver Welden y Luis Araya Novoa.
En la génesis de este siglo también tiene presencia importante el grupo "Rapsodas Fundacionales", dirigido por el profesor y poeta José Morales Salazar, quien maneja la lengua de Cervantes con la maestría de un gran Académico.
Los trabajos de "Rapsodas Fundacionales" empiezan a madurar en talleres literarios, opúsculos y libros. Son muchos los autores de poesía que trabajan bajo el alero de José Morales Salazar por lo que no podemos más que nombrar a algunos: Vanessa Martínez, Bellamín Silva, Juan Carlos García, Rodolfo Herrera, Carlos Morales Fredes, Claudio Huerta y Ana Labbé. Labbé es, también, profesora y una mujer cultísima y de principios humanistas muy marcados.
Hay varios otros nombres de poetas de este período (1975 a 2007), pero es difícil, en una crónica, hablar de todos. Sin embargo una parte de los citados son autores ya consagrados y de otros hay que esperar sus nuevas producciones. El tiempo dirá. Aunque, en lo personal, yo creo que la gran figura que se viene es Markos Quisbert.
NOTA: La mejor fuente para informarse sobre los autores ariqueños del período postdictadura es el excelente libro "Poetas en dictadura" de Mayo Muñoz, publicado por la Sociedad de Escritores de Tarapacá el año 2004.

foto
Miércoles 24 de Octubre de 2007
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

10 Comentarios

Comentarios en Facebook

Imagen de Petra Onel

Sabe alguien donde está

Sabe alguien donde está ahora Julio Arenas? Tengo un poema de su autoría que musicalicé. Sería bueno saber que fué de su literatura en general

Imagen de mario carazas

chequeando algunos poemas

chequeando algunos poemas del ariqueño Quisbert, veo bastante de Duncan, Olson, Creeley (o sea verso proyectivo de los 40).
Esos referentes poco conocidos, creo que explicarían más el estilo de M. Quisbert. Es difícil ser insular en la poesía. Pero ya eso es chamba -trabajo- de los críticos.

Imagen de Roberto Flores Salgado

José: nuevamente lo

José: nuevamente lo felicito por su artículo, que bien podría ser un mapa de ruta para posteriores necesarios trabajos. Valoro además las referencias a un tipo de poesía que usualmente ha sido denigrada por la visión "académica", como la escrita por la autora Raquel Pino Parraguez y sus cercanas. Ella ha hecho un trabajo interesante en el plano de la autoedición. Hago una relación entre su figura y algunos autores marginales como Méndez Carrasco, por ejemplo. Pueden discutirse sus valores literarios, estéticos, desde el punto de vista del canon, pero nadie puede desmerecer que este tipo de literatura tiene rasgos propios y claves peculiares dignas de estudiarse a fondo.

Se agradece también la mención a los jóvenes autores. He leído a Reinaldo Hugo y algunos trabajos de Vertizonte, a Moyano, también y me parecen aportes valiosos a la literatura no tan solo nacional, sino que también hispanoamericana. Mientras abramos el espacio, no solo a la publicación de las creaciones sino también a la teorización sobre aquéllas, proyectaremos la literatura ariqueña hacia el verdadero espacio de valor que tiene.

Un abrazo a la distancia, estimado José.

Imagen de Juan Carlos Alfaro

Don José encuentro muy

Don José encuentro muy valioso su artículo, es un resumen básico de los nombres artísticos que cultivaron la poesía en Arica por aquellos años difíciles.

Sin lugar a dudas la poesía de Markos Quisbert es la promesa de la experimentación de la palabra, aún no he encontrado algo de tales proporciones de creatividad en Chile. Este joven tiene influencias de poetas chilenos como: Alexis Figueroa, Zurita, Germán Carrasco entre otros grandes de la poesía chilena; como también de todo el legado poético norteamericano e inglés... llegando incluso a transgredir las dimensiones y paisajes de la palabra como lo hacen actualmente los poetas santiaguinos Diego Ramirez y Paula Ilabaca.

Creo que esta ciudad le deberá un reconocimiento enorme por dejar el nombre de Arica en todos los encuentros poéticos (generalmente en el movimiento santiaguino).

El nombre de Markos Quisbert ya figura entre los novisimos de la poética chilena, alejandose de la típica producción universitaria existencialista de las universidades, en la cual los poetas llegan a la auto-edición de sus obras ( cosa que por lo demás le hace mal a la producción literaria, pues no se someten a la crítica, sino mas bien reducen sus creaciones a los gustos de academicos y no de artistas).

Agradesco la publicación de su artículo.

Imagen de alfredo

Gran artìculo.

Gran artìculo.

una consulta, dònde se puede tener acceso a la obra poètica de Luis Araya Novoa?. me gustaría leerlo, pero hay poco conocimiento de sus obras.

Imagen de José Martínez Fernández

ORTEGA: Disculpe...Hay

ORTEGA:

Disculpe...Hay una fe de errata en el párrafo penúltimo del texto anterior.

Dice: "una preocupación de quienes los medios en la mano"

Debe decir: "una preocupación de quienes TIENEN

los medios en la mano".

Y por favor ORTEGA reinsista con críticas destinadas a hacerles ver a la gente del Consejo del Libro y la Lectura la falta que hace apoyar un proyecto de investigación y análisis de la historia poética de Arica.

Y un último favor: dígame su nombre, porque parece que lo conozco.

Faltas como la errata señalada se deben al apuro con que se trabajan estos comentarios.

Chao-ORTEGA.

José Gonzalo Martínez Fernández.

Imagen de José Martínez Fernández

Gracias por tu aporte,

Gracias por tu aporte, poeta, profesor de Castellano y gran amigo Miguel Durán Candia.

Respecto a Ortega:

Este es un recuento general de nombres y no de calidad creativa. En eso tiene razón. Pero para ello, Ortega, es necesario que alguien se dedique de lleno a ese estudio y para eso se requiere bastante tiempo.

Y ya que el aparato cultural del Gobierno dice preocuparse de ello, que contrate a quien se quiera dedicar a "desmenuzar" la calidad o no de los autores citados y otros.

Gracias por su aporte. Pero se necesita una preocupación de quienes los medios en la mano, es decir los dineros destinados a cultura.

Ortega, muy bueno su planteamiento, pero, por favor, hágale ver esto a los señores de cultura del gobierno.

José G. Martínez Fernández.

Imagen de Ortega

al hablar de mediocridad, me

al hablar de mediocridad, me refiero exclusivamente a las obras, más allá del valor humano y circuntancias puntuales de los escritores, y cuando me refiero a por qué no les resultó sus propuestas, apunta a si hubo evolución en su creatividad, en cuanto a sus propuestas, porque hubo una revista muy interesante en la q ud participó también como Tebaida, lo digo desde el aspecto crítico, más que de una perspectiva sociocultural. lo que aconteció antes y en tiempos difíciles de dictadura,

Imagen de Ortega

hola, interesante su

hola, interesante su artículo, pero falta un estudio crítico serio de los autores que cita, muchos de ellos tienen cero aporte a la poesia nacional, y más q poetas son pedagogos de la poesia, otros payadores o personajes más vinculados con el teatro q con la poesía, haga un estudio de todos los autores q cita, lea todas sus obras, postule aun proyecto, nutrase de una bibliografia de críticos para orientarse en el trabajo, partiendo por críticos y estudiosos anteriores a la poesia ariqueña, si no existen, compare el trabajo en esta indole, hecho por universidades de santiago y del sur, porque es muy interesante un trabajo meticuloso de autores por su calidad (aunque algunos sean mediocres) y estudiarlos y saber porqué no les resultó su trabajo creativo, porqué no son recordados a nivel nacional, y cuantos se fueron de Arica y cómo les fue?

Imagen de Miguel Durán Candia

José: Con mucha alegría

José: Con mucha alegría leí tu artículo referido a los poetas de antaños y a los posteriores y pude actualizarme con las noticias de aquellos que quedaron en un ricón de mi memoria. Sin duda, tu trabajo no sólo es importante porque mencionas a poetas y poetisas de nuestra amada tierra, sino que también porque es un gran recurso pedagógico que a los profesores nos interesa. En este trabajo se hace un recorrido y una antología de aquellos que cantaron y aún cantan a la vida y a su tierra.Agradezco tu aporte. saludos Miguel Durán Candia

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.