Murciélagos y Ratones en los Cielos de Nuestros Hospitales

Murciélagos y Ratones en los Cielos de Nuestros Hospitales

01 Febrero 2008
Un mínimo de conciencia política exige que la infraestructura hospitalaria sea más decente e higiénica. Eso por respeto a todos los chilenos.
José Martínez F... >
authenticated user

La noticia corrió como pólvora. El presidente del Colegio Médico de Chile, Juan Luis Castro, junto a la directiva de los profesionales de la salud, manifestó su preocupación por la presencia de roedores en el Hospital del Salvador. Esos roedores(que suelen vivir en los entretechos, es decir: en el cielo de las viejas construcciones) infectaron a varios médicos, dejando sentada la posibilidad que otros trabajadores hospitalarios y los pacientes puedan ser víctimas del contagio de esos ratones.
El Hospital del Salvador es un viejo centro cuya fachada, de bella arquitectura, no deja traslucir la miseria constructiva (envejecimiento y destrucción) de las partes interiores del mismo.
En dicho centro asistencial existen baños mixtos para hombres y mujeres. Es decir: los pacientes deben compartir sus intimidades, porque las paredes de esos baños están llenas de orificios y sus puertas no se pueden cerrar. Es decir: la dignidad humana no cuenta.
Y pensar que con un poco de dinero destinado al Transantiago o a EFE, se podría arreglar el entuerto...

Aunque no sea vox populi los murciélagos también rondan. Obvio: buscan a los pequeños mamíferos que destilan enfermedades. Pero los depredadores no lo hacen nada de mal traspasando sus infecciones.
Muchos hospitales del país están plagados de estos animalitos pequeños y dañinos,
y de sus cazadores naturales.
Es necesario que el Estado destine los dineros suficientes para crear nuevos hospitales y mejorar los que aún se puedan salvar. El estado chileno está lleno de miles de millones de dólares gracias al cobre.
Un mínimo de conciencia política exige que la infraestructura hospitalaria sea más decente e higiénica. Eso por respeto a todos los chilenos.
No se puede seguir esperando que millones de personas se expongan a la perversidad de un sistema sanitario pobre y que a millares de médicos también le pase lo mismo, al igual que al resto de los funcionarios, tanto del estamento mismo de la salud, como a los funcionarios administrativos.
También es necesario mejorar sustancialmente las remuneraciones de los funcionarios de las plantas inferiores. No es posible que auxiliares médicos y administrativos sigan teniendo sueldos bajísimos, porque, ¿no será esa la causal de la neurosis que muchas veces encontramos, en especial, en los administrativos hospitalarios?
Por favor. Que se haga mucho. El Estado chileno es hoy más riquísimo que nunca. No botemos la plata. Solo entre el Transantiago y Ferrocarriles, suman cerca de dos mil millones de dólares, los que se han hecho humo.
Con ese dinero tendríamos decenas de hospitales nuevos, mejor instrumental médico y mayores remuneraciones para los auxiliares y administrativos.
FOTO