Jubilación: ¡El Comienzo de una Nueva Vida!

Dejando atrás los horarios y los retos del jefe, comienza el tiempo para la familia y los proyectos personales suspendidos. Un verdadero renacer. Por Héctor Valdebenito Larenas
Imagen de Héctor Valdebenito
16,481 Lecturas
29 de Mayo, 2008 07:05

Comparto con los lectores de nuestro morrocotudo diario ciudadano las reflexiones de mi jubilado amigo Claudio Godoy Toro, funcionario de la Inspección del Trabajo por más de 40 años, que tituló simplemente, "Adiós".
Adiós

24 de Febrero de 2008 se cerró la etapa de mi vida laboral.
Ya no más horarios,
ya no más jefes,
ya no más miedos,
ya no más controles,
ya no más humillaciones,
ya no más el de dormir y levantarme cansado.
Jubilo y viene mi gozo;
la libertad desconocida me espera;
tantos años atado a compromisos ajenos,
aún no conozco ese derecho mío, el del tiempo libre,
para hacer solamente lo que me gusta,
tiempo libre para mí y los míos;
tiempo hermoso para mi mujer, mis hijos,
mis nietos, mis libros, y para todo aquello que inconscientemente he postergado y que pacientemente, me esperó.
Desde hoy estoy con mis cosas, con mis espacios y mis recuerdos.
El dinero es menor , pero tengo libertad y el amor de los míos.
Y la esperanza en que DIOS, me seguirá acompañando por muchos años hermosos derechos que nunca jubilarán

Los que recientemente han jubilado o pronto abandonarán el servicio público, no podrán dejar de conmoverse con las simples reflexiones de este “Adiós”. Qué empleado fiscal o del sector privado no sueña con jubilar, para poder hacer todo aquello que ha ido dejando pendiente o pospuesto para realizarlo cuando llegue el merecido descanso, ese tiempo libre tan deseado para gozarlo sin hacer nada, hasta llegar al hastío, al aburrimiento.

Quién no podrá recordar, como señala mi amigo Claudio, ese inflexible y tirano reloj control. Como olvidar a los jefes brillantes y a los no tanto, que equivocados o no, nos llevaron a la gloria o nos relegaron a la oscuridad, ya sea reconociendo nuestra creatividad, eficiencia y experiencia, los demás, magnificando los errores, imponiéndonos tareas secundonas, aislándonos, acosándonos psicológicamente (mobbing).

A estas alturas, al término de nuestra carrera funcionaria, solo queda agradecer, tanto a los buenos como a los otros. A los primeros, por reconocer y aprovechar nuestras potencialidades, con esa visión propia de los líderes; a los otros, porque su actitud cobarde, pequeña e injusta, nos obligó a sobreponernos a los miedos, a la frustración, a la incertidumbre, a mantenernos desinformados, y gracias a ello, crecer, ser más humildes, más sabios, elevándonos espiritualmente, siendo más solidarios, mejores personas, deponiendo el yo y entregándonos a causas sociales más nobles, apreciando y cuidando el medioambiente y a defender sin descanso las causas en que creemos.
En fin, al término de mi vida funcionaria estoy como la mayoría, espero, feliz de estar vivo, de tener salud, a pesar de algunos achaques, de estar acompañado, de sentirme querido y apreciado, de haber sido capaz de sobreponerme a tanta cosa injusta y poco inteligente, de poder gozar de las cosas simples y bellas, y deseoso de empezar una nueva vida, disponiendo de algunos morlacos, gracias a la Ley ANEF de 2007, de incentivo al retiro, para emprender nuevos horizontes, buen desafío es éste.
Volviendo a Claudio, te doy las gracias por tus reflexiones, porque en pocas palabras, simples pero bellas, supiste plasmar el sentir de tanto empleado público o del sector privado ya jubilado o preparándose para pasar a los cuarteles de invierno.
Pocas semanas atrás, y dentro de la cartelera cultural preparada por la Gobernación Provincial de Arica, se realizó el lanzamiento del libro “Cuentos Cortos Vivenciales”, el segundo libro de nuestro amigo escritor, después de “Cuentos para Conversar”, publicado en el 2003, relatos breves y sencillos que invitan a gozar de la cosa urbana, que permite verse reflejado y recordar nuestras vivencias en cuentos como "El Jubilado", "La Negra" y "El Sueño Alado", que trata el tema de la drogadicción, entre otros.
____________________________________________
"Las opiniones vertidas en los comentarios son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que las emiten y no representan necesariamente a El Morrocotudo, medio que sólo actúa como plataforma de expresión democrática. Más detalles en Normas de Uso para Comentarios"
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.