Chile-Argentina, ¿eterna rivalidad?

Siempre somos testigos de conflictos entre chilenos y argentinos. ¿Será cierto eso de países hermanos?
Imagen de Sebastián Castillo
1,374 Lecturas
18 de Enero, 2007 16:01
Ocurrió nuevamente, esta vez en el Abierto de Australia donde se enfrentaban por la segunda ronda el número uno de Chile, Fernando González, y la revelación argentina, Juan Martín Del Potro.
Es conocida la gran hinchada que llevan los chilenos a los torneos ATP en que participa algún compatriota y es aún más sabido el gran aliento que dan y el entusiasmo con que participan. El problema, esta vez, fue que también había hinchada Argentina.
Los simpatizantes de ambos países se cruzaron con cánticos e insultos. Ante cada grito del argentino cuando ganaba un punto o después de los reclamos del Bombardero de La Reina ante el árbitro, el estadio número 3 de Melbourne se encendía cada vez más.
"Me desesperó la gente chilena, creo que estuve mal. Jugué en Viña del Mar con todo el público en contra, pero fue distinto. Ahora el público trató más de sacarme a mí del partido que de alentarlo a Fernando. Supongo que también me va a servir para el día que me toque jugar la Copa Davis, o al menos lo tomé de esa manera". Dijo el argentino.
"Hubo un momento en el que no podía controlarme más. Tenía ganas de decirles ‘por qué no venís a jugar vos, con este calor y con esta presión’, pero no se puede porque después es peor", comentó Del Potro.
González prefirió tomárselo sin dramatismo: "Siempre es entretenido que la gente se involucre, hace que los dos jugadores sean más competitivos y además, era un Argentina-Chile, que es especial. Aquí en Melbourne hay muchos chilenos".
Después de la calentura, el argentino pidió perdón por su actitud. "Ahora sé que estuve mal. Pero es algo que no te merecés, porque estás tres horas corriendo como un negro, y que te estén diciendo de todo… Había un chiquito, detrás de mí, que no tendría ni diez años, y me gritaba ‘argentino de m…’. Yo, si fuera el padre, me moriría de vergüenza, pero supongo que hay que aguantarlo".
Estas disputas vienen hace mucho tiempo y en todo ámbito. Ha ocurrido en el deporte, en la política, en los temas de límites geográficos y hasta tonteras como que se pelee por decir que “condorito” pertenece a uno o a otro (lo cierto es que “condorito” es más chileno que los porotos con rienda). ¿Entonces, que sucede entre chilenos y argentinos?, ¿Por qué esta rivalidad?, lo verdadero y más que nada mi punto de vista es que esta rivalidad es una necesidad de ambos por desahogar problemas interiores y así mantener un lugar donde botar toda esa rabia acumulada.
Lo divertido es que cuando llega el verano muchos argentinos prefieren pasar sus vacaciones en nuestras playas y todos los problemas quedan atrás, eso si, mientras no haya una pichanga u otra competencia de por medio. ¿Qué opinas tú?.
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.