Hacer un comentario

Imagen de Tito Manfred

Jajajá, qué onda, me

Jajajá, qué onda, me siento como en la Dimensión Desconocida.

Oiga, Andalucía, usté es tan necio(a) como el señorito Juan Malebrán, que anoche, en el recital de poesía joven, además de performancear como el cliché poético ambulante que es, no supo entender la ironía que subyacía en la exposición "conceptual" que hice respecto a mi poesía (ía, ía, ía). Fui campeón de ortografía en mi mugriento liceo y también lo he sido en mi carrera (Lenguaje y Comunicación), así que no me venga con consejitos idiotas; tengo mejor ortografía que el señor Rae, que al parecer es coreano pero edita un diccionario de español súper bacán.

En cuanto al señor Martínez, quisiera pedirle su dirección, para así poder enviarle el canasto de frutas que me ha pedido. Imagino que no quiere manzanas, dada su "situación dental". Ah, y deje de hablarle con ese tono tan amenazante y prepotente a la señorita Vilma; esa obsesión por saber su nombre completo me parece que raya en lo patológico; ¿o es que acaso la quiere registrar en su lista negra? Párela con la paranoia y la misoginia, por favor. Bueno, si no quiere, no lo haga no más; viéndole el lado positivo, su histeria enciclopédica me causa mucha gracia.

Antes de despedirme, quisiera rogarle que no me responda, que no pierda el tiempo con un pendejo como yo; disfrute sus años dorados y juegue canasta. Adiós.

Saludos,

TM.

P.D.: Para darle más peso a mis livianas palabras, me siento en la necesidad de confesarme poeta, al igual de la señorita Sandra. Sí, es verdad, soy poeta. Y aunque usted no lo crea, Baudelaire le dedicó comentarios muy elogiosos a mi obra.

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.