Hacer un comentario

San Lorenzo: El peregrinaje de los ariqueños a la quebrada de Tarapacá

Entre las familias ariqueñas, ubicamos la del docente Carlos Araya, quien resaltó doble propósito “ya que la tradición y fe, nos mueven el venir al santuario, y en ello también no solo aprovechamos de pedir por uno, sino que por la gente conocida”.

Cerca del mediodía del pasado 10 agosto, la carretera que une con la Quebrada de Tarapacá, en la región del mismo nombre, acusaba en forma ascendente el paso vehicular, y en la medida que se avanzaba al sitio sagrado, la cantidad de promesantes aumentaba, los que, pese a la alta temperatura, esperaban unirse a quienes en la víspera habían festejado junto a la imagen de San Lorenzo.  

La devoción al santo y mártir, quedó de manifiesto en los miles de personas que asistieron al oficio religioso, concelebrado por el Obispo de Iquique, Monseñor Guillermo Vera, junto al clero regional, entre quienes se encontraba el sacerdote ariqueño, Hernán Albornoz, quien manifestó que así era el sentir popular, valorando la presencia de ariqueños “y de esta forma vemos que la devoción a San Lorenzo no tiene límites”.

Uno que sabe de Arica, por su labor como dirigente docente, hoy consejero regional por Tarapacá, Pedro Cisternas, agregó que “es una de las festividades de mayor devoción popular, y queda demostrado con el nivel de asistencia”.

Como lo ha sido en La Tirana, esta vez delegaciones de promesantes, bailarines y músicos ariqueños estuvieron presentes, y así lo expresaron Jorge Inostroza, caporal de Kallaguaya e Ismael Ojeda, de la banda Los Dinos.

“Es un sentimiento de amor muy grande, ya que somos un baile familiar que conformamos primos, sobrinos, tíos, formado por nuestros abuelos”, manifestó el primero; “y acompañar a este baile, y estar cercanos al Lolito, nos hace estar muy contento”, agregó el percusionista.

Entre las familias ariqueñas, ubicamos la del docente Carlos Araya, quien resaltó que la presencia tenía un doble propósito “ya que la tradición y fe, nos mueven el venir al santuario, y en ello también no solo aprovechamos de pedir por uno, sino que por la gente conocida”.

 Tras el oficio religioso, y los tradicionales tres pies de cachimbo bailados por las autoridades presentes, los asistentes esperaron pacientemente la procesión de San Lorenzo, que fue antecedido por las imágenes de Cristo Resucitado y María, lo que es sin dudas unos de los momentos más importantes de este 10 de agosto.

Ver también: Plan Alto Andino: Una coordinación permanente y fraterna con el nivel central

Seguro: 
Es seguro

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.