Pablo Mérida, el trabajo silencioso de un audiovisualista de Arica

Con realizaciones sobre los estudiantes en toma del año 2011 y otras relacionadas a la cultura local, Mérida cuenta cómo se gana la vida un realizador independiente en una ciudad no muy reconocida por la industria del cine.

Imagen de Diego González E.
1,806 Lecturas
22 de Febrero, 2015 07:02

Nacido y criado en Arica, Pablo Mérida estudió Cine en la Escuela de Cine de Eliseo Subiela, en Buenos Aires, Argentina. A partir de ahí, su carrera como cineasta la ha desarrollado en Arica llevando a cabo una serie de proyectos que lo proyectan como uno de los buenos realizadores locales.

Con videos sobre la revolución estudiantil y otros tantos destacando la cultura local, Pablo Mérida conversó con El Morrocotudo en donde habló acerca de su trabajo personal y el desarrollo de la industria del cine en Arica y Chile.

Comenzaste a hacerte conocido en Arica por tu cortometraje El Estudiante ¿Cómo se hizo ese trabajo que revolucionó las redes sociales en tiempos de toma?

Claro. Llegué en 2011 tipo agosto a Chile, con la idea de empezar a hacer cosas por mi cuenta. Estaba todo el tema de los universitarios con las tomas a lo largo de todo Chile, entonces hice el video sobre los estudiantes porque quería apoyar la causa. En verdad no sabía mucho sobre el tema, me informé acerca de la problemática e hice el video sobre lo estudiantes, que fue de una manera bien pobre en todo caso en cuanto a la realización. Fui a las marchas, grabé con un amigo y salió el material que como tú dices se hizo bastante conocido.

Luego del video me dieron las ganas de quedarme en Arica y no irme para otro lado y empecé a hacer trabajos por mi cuenta.

¿Qué tipo de trabajos comenzaste a desarrollar en la ciudad?

Claro. Me interesaba mucho lo que era el cine independiente, y más que interesar es como la única opción cuando quieres hacer cosas audiovisuales, porque en Chile es difícil hacer cosas con grandes productoras, al menos que seas bastante conocido o hay que sacar muchos fondos. Entonces estaba muy metido en hacer cine independiente, que es salir agarrar tu cámara y hacer cosas por tu cuenta.

Entonces empecé a trabajar en algunos videos, más como institucionales y también trabajos más personales como, por ejemplo, videos con los chicos de longboard acá en Arica, y también con videos para fiestas electrónicas. Me empecé como a meter en lo que era video y audiovisual, pero aun así no me metía mucho en lo que era hacer cortometraje con actores y ese tema que es un poco más complicado. Lo mío era más hacer videos creativos. 

¿Pasó por tu mente realizar algún cortometraje?

Había pensado en hacer una película cuando llegué a Arica, con muy poca plata y mucha motivación. Pensé en juntar a gente que no fuesen actores, pero sí muy motivados, y tenía el guion y todo, pero tampoco lo pude llevar a cabo porque eran muchos fondos a los que tenía que postular y finalmente la idea se cayó.

Luego intentamos hacer un cortometraje hace un tiempo. Acá en Arica hay hartos cineastas como yo, que intentan hacer cosas, pero cuesta bastante. Hay una productora que se llama Tetrapodo y se dedican a realizar videos para empresas y aparte les gusta hacer trabajos más artísticos. Hace un par de años más o menos ellos armaron una escuela de cine y me metí para ver qué onda y conocer a la gente que se movía en este rubro acá en Arica y ahí intentamos hacer un corto.

Entonces ahí escribí un guion que trataba sobre el morro de Arica, que era un cortometraje sobre un suicidio en ese lugar con una conspiración. Una historia bien fantástica, pero también entretenida, pero fue medio difícil la verdad y no se pudo sacar adelante por un tema de que la producción para hacerlo, por más que era una idea fácil y barata, se vio muy complicada por tema con los actores y la producción en sí. Así que no se llevó a cabo.

Posterior a la frustrada idea del cortometraje ¿qué hace Pablo Mérida para seguir adelante con la carrera audiovisual que tenía pensado llevar en Arica?

Posterior a la idea del cortometraje quedé un poco frustrado con la idea de trabajar con más gente, con producción y actores y dije que podía seguir haciendo cosas como las hacía antes. Así que agarré mi cámara y se me vino la idea de hacer una especie de retrato de lo que es el Agro. Lo bueno era que no necesitaba actores, ni producción. Era yo, mi cámara, ir al agro y entrevistar a gente.

Tenía esta idea, por esta cosa de ser ariqueño, quería hacer algo sobre el Agro porque a todo el mundo y especialmente a mi me chocaba como un recuerdo de cuando era niño e iba para allá. Así que fui al Agro y entrevisté a personas. Quería hacer eso, contar la historia del agro a través de las personas que ahí trabajan.

Entonces empecé a entrevistar a diferentes personas de Asocapec y Asoagro y lo curioso era que siempre eran historias diferentes, nunca era la misma, y eso de por sí me pareció muy atractivo. Traté de grabar a todo el mundo y después agarré lo mejor de las entrevistas que podía tener e hice una historia aparte. O sea, la historia nunca es como la oficial, siempre es como una historia construida desde diferentes voces; y eso lo hice con algunas imágenes del agro que eran bonitas y terminó saliendo aquel cortometraje del Agro que salió finalmente en el festival Arica Nativa.

El Agro from Pablo Mérida on Vimeo.

¿Cómo fue la participación en este festival ariqueño Arica Nativa?

Bien. A mucha gente le gustó mucho el cortometraje. Yo creo que a mucho ariqueño, por una cosa que les llegó bastante. Saqué una mención honrosa, porque el primer lugar, en la categoría en la que estaba que eran solamente cortometrajes de Arica, lo terminó ganando Wenceslao Miranda que hizo un timelaps de la zona desde diferentes lugares con pasado indígena en chile que era super bonito y completo como cortometraje. Él sacó primer lugar y a mí me hicieron una mención honrosa por el cortometraje.

De Santiago una persona que estaba acá, que vino a hacer unas clases, me ayudó un poco con el tema de producción y sonido, ya que lo hice yo todo por mi parte y no era la mejor producción de todas. Así que me fue muy bien, tuve una excelente recepción por parte de la gente.

¿Cuáles son las características de Pablo Mérida como realizador audiovisual?

Yo siento que hay una cosa que trato de poner de mi parte en los videos que hago y es que siempre trato hacer videos, o cortometrajes o historias, que sí o sí me gusten a mí. Como que me cuesta mucho intentar hacer cosas que otros me pidan, porque a ellos les gusta, o ideas en las que no me siento comprometido o apasionado con la idea que representa el trabajo.

En lo que respecta a un punto más cinematográfico soy más de acción. Me gusta mucho mover la cámara, me gusta mucho hacer planos y cortes rápido. Tengo mucho esa cosa de estar todo el tiempo llamando la atención de la persona que me ve. En estos tiempos de internet y de youtube, en donde ya pasamos el punto de MTV que de por sí ya era rápido,  a la gente le cuesta mucho concentrarse en una imagen lenta. Por lo mismo, siento que me he ido acomodando a la situación y me gusta hacer cosas muy rápidas, de mucha acción en donde la gente no deje de mirar el trabajo que está observando.

¿Cuáles son los proyectos que vienen?

Mi idea es hacer una película. Eso es lo que quiero. Y la gente de acá en Arica también, pero es súper complicado, especialmente cuando no tienes plata. Entonces tuve una idea de hacer algo independiente, en donde no usar una producción común sino más bien de grabar cosas a través de los computadores, tenía una idea de hacer una especia de película a través de la web. Tratar de armar una historia a través de un computador. No de animación, sino digital en el sentido en donde uno puede grabar la pantalla en donde y ahí van pasando cosas.

Siento que uno tiene que contar historia y pasan en todos lados, en la vida real con tus amigos, con tu familia y en estos tiempos virtuales en los que vivimos siento que las historias pasan en el computador, en la web.

Tuve una idea bastante buena a través de eso, vi algunos ejemplos así, y tenía que ver con un poco de terror, un poco psicológico, así que en eso estoy. Ya estoy construyendo el guion que es un proceso largo. 

Respecto a la industria audiovisual en Chile ¿Crees que falta un poco más de apoyo a los realizadores independientes?

Sí hay apoyo en realidad. Si uno lo busca y le mete pilas y manda proyectos, ya sea al FONDAR o al dos por ciento, hay apoyo. Pero sigue siendo un poco difícil para algunas personas, que son las más dedicadas al cine, porque falta más orientación a través de tener más escuelas de cine, de hacer más clases respecto a videos. La industria es súper grande y deja mucho dinero y en ciudades como Arica, en general en el norte, que es una zona centrada exclusivamente a la minería no se toma atención a los jóvenes que aún están en el colegio ofreciendo este tipo de carreras.

Entonces siento que más que apoyo, que sí hay, falta orientación hacia los jóvenes para que empiecen a hacer esto, porque la industria se hace en base a personas y mientras más hayan más demanda va a haber. 

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.