Alerta con el poder de los movimientos sociales

“Ahora nosotras somos la verdadera manada, de esa que va a venir a destruir la forma de vernos como inferiores y simples objetos para el placer. Ahora juntas somos invencibles”.

Imagen de Marcela Pérez Sepúlveda
1,768 Lecturas
12 de Marzo, 2019 07:03

Soy una persona que no solo cree, soy una persona convencida del poder de los movimientos sociales.

Nos movilizamos ayer por el derecho a la educación gratuita y de calidad…

Cuando estaba en el colegio no entendía mucho las manifestaciones de los universitarios por la Ley Marco el 98. Cuando entré a la U muchas eran las movilizaciones donde se hablaba de las problemáticas en la educación superior, donde en ese momento poner en la palestra “arancel diferenciado” (se paga según lo que se puede) era la máxima aspiración.

Esto dolía mucho, pues me tocó ver cómo compañeros simplemente no pudieron terminar sus estudios u otros que están endeudados con la banca y la misma U por 15 años, o más.

Años más tarde y luego de que todos los años había algún tipo de movilización, llegó el recordado 2006, donde los secundarios dieron cátedra de organización y masividad. Desde las autoridades y en la ciudadanía ya se discutía de forma más seria los conceptos de educación gratuita, cosa que antes era impensado porque se entendía que estudiar era un tipo de consumo.

Los años pasaron y continuaban protestas más o menos masivas (en el calendario anual de la U estaba marcado mayo como 3 semanas de receso por los paros), donde con más fuerza comenzaba a resonar la ida de que era posible estudiar gratis y con calidad, para luego dar paso al 2011, donde muchos pasamos meses marchando, haciendo turnos en las tomas y participando de las asambleas, discutiendo formas para concretar una educación gratuita y de calidad.

En ese último tiempo ya las autoridades comenzaban a manejar algunos de estos conceptos en sus discursos y la gente en general comprendía que no estábamos haciendo solo pataletas “porque éramos jóvenes” sino que tenía mucho sentido lo que se estaba demandando.

Al final, se logró que en este país existiera gratuidad en la educación, no como muchos la soñamos, pero existe y esta semana una amiga toda contenta me cuenta que su hija obtuvo este “beneficio” y que gracias a ello podrá estudiar, porque no podría pagar un arancel mensual universitario.

…Y ahora por el derecho a vivir libre de violencia y abuso contra las mujeres 

Lo anterior lo hago motivada por lo vivido ayer en Arica, en Chile, en el mundo, donde pese a todo el odio recibido (feminazis, weonas graves, su tipo de movilización no representa a la mujer, feministas con bigote, etc.) ya no nos van a detener y cada vez visibilizamos más y más las situaciones de violencia y abuso contra nuestro género que recibimos día a día.

Para la muestra un botón de cómo saliendo a la calle, la clase política no tiene más opción que comenzar a obedecer las demandas de la gente, porque somos nosotros los que les pagamos su Don Sueldo y que por muy poderoso que sea Caballero Don Dinero, sin la gente ellos no serían nada.

Van a pasar muchos años más, esto recién está comenzando y créanme cuando les digo que somos las Hijas de las Brujas que no pudieron quemar y que ahora nosotras somos la verdadera manada, de esa que va a venir a destruir la forma de vernos como inferiores y simples objetos para el placer. Ahora juntas somos invencibles.

¡Tocan a una, nos tocan a todas!

Gracias amigas, compañeras, mujeres, hombres que se la están jugando por hacer que nuestra sociedad sea más equitativa.

SÍ SE PUEDE Y SÍ LO VAMOS A LOGRAR.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.