En Bolivia, respeto al Referéndum Autonómico

En Bolivia, respeto al Referéndum Autonómico

02 Julio 2007
Que en Bolivia no existe Estado de Derecho, es una verdad de Perogrullo. Aquí las leyes son parte de la retórica nacional. Aquí solo se obedecen dos leyes: la de la gravedad y la del embudo.
Jimmy Ortiz Saucedo >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado
Que en Bolivia no existe Estado de Derecho, es una verdad de Perogrullo. Aquí las Constitución y las leyes son parte de la retórica nacional. Aquí solo se obedecen dos leyes: la de la gravedad y la del embudo. La primera nos beneficia a todos y la segunda al gobierno de turno.
Y siempre fue así, desde 1825. Solo que esta tendencia se ha acentuado drásticamente desde la llegada al poder de los “originarios” del MAS. Hoy las leyes y los operadores de justicia, son vistos como el enemigo. Desde el propio Gobierno se estimula manifestaciones violentas de mineros asalariados y ponchos rojos, contra el Tribunal Constitucional. Estos grupos llegan al extremo de tirar dinamitas y piedras contra los edificios del Poder Judicial. Y la policía hace de la vista gorda. No existe a la fecha ningún detenido, peor aun algún procesado por estos actos de vandalismo oficial. El primer violador del Estado de Derecho es el propio Gobierno centralista de turno.
Pero si lo anterior es aberrante para el mundo civilizado, desobedecer la voluntad popular expresada en el “Referéndum Nacional Vinculante a la Asamblea Constituyente para las Autonomías Departamentales” del 2 de julio del 2006, lo es muchísimo más. Desobedecer la voluntad popular expresada en las urnas, es desvirtuar la propia esencia de la democracia.
Se debe respetar por igual los Departamentos que votaron por el SI y los que votaron por el NO. Eso es respetar a la democracia directa, la madre de la democracia. Caso contrario nuestra democracia, se trasformara en un democracia facinerosa.
La Asamblea Constituyente, dominada ampliamente por el MAS, esta queriendo desconocer este Referéndum. Imponiendo autonomía en los Departamentos que votaron por el NO y desnaturalizando la autonomía en los Departamentos que votaron por el SI.
El modelo “experimental” de Estado que presento por el MAS en la Asamblea Constituyente, denominado Plurinacional Comunitario, tiene dos características principales: es un modelo racista y neocomunista. Racista por que pretende que el factor ordenador territorial del Estado sea la raza. Para tal efecto descuartizaran Bolivia en 36 naciones étnicas (una de ella con tan solo 9 miembros) y 6 espacios interculturales. Al último insensato que se le ocurrió fomentar el racismo fue a Hitler y termino en el Holocausto Judío. Neocomunista por que con el eufemismo de “comunitario”, plantea recrear una forma del fracasado comunismo soviético; Politburó incluido.

Contaron para esta aventura metafísica con el apoyo de extranjeros “originarios” de las ONGs, del racismo indigenista y de la fracasada izquierda jurasica totalitaria.
Este engendro de País desvirtuara las Autonomías Departamentales, por las que votaron cuatro Departamentos.
La Bolivia fracasada esta queriendo imponer su modelo a la Bolivia exitosa.
Con este modelo le están buscando cinco patas el gato. Y lo peor de todo es que se la van a terminar encontrando.
[email protected]

FOTO: vieira
Lunes 02 de Julio de 2007