Hacer un comentario

Cuidado Tirano, invocan Libertad

01 Abril 2009
Los pandinos quieren la verdad. Que estos hechos no queden impunes. Que se juzgue a sus hijos y a los invasores con la misma vara. Por Jimmy Ortiz S.
Jimmy Ortiz Saucedo >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado
Compartir en Facebook
Los sentimientos y los pensamientos aquí expresados, nacieron de la visita que hice a Pando, el 16 de marzo recién pasado. Asistí a dos eventos: la visita a 300 asilados políticos en ciudad de Brasilea - Brasil y a una concentración en la localidad de Porvenir, recordando los 6 meses del golpe militar-campesino, que derrocó al Gobernador elegido por el pueblo.
Pando es un departamento en estado de sitio fáctico, gobernado por un interventor militar, como en la época del Plan Cóndor.

Su población vive amedrentada. No se respetan los Derechos Humanos. La prensa se encuentra amordazada y perseguida; inclusive el periodista Hugo Mopi fue detenido y arraigado en una ciudad que no es la suya.

La actividad económica en Cobija ha caído significativamente, causando un preocupante aumento del desempleo y la pobreza.
Muchos de sus hijos se encuentran detenidos ilegalmente en La Paz; ciudad que Morales ha trasformado en campo de concentración para sus presos políticos, con jueces y fiscales propios. Ellos fueron secuestrados violentamente por tropas irregulares encapuchadas, fueras de hora habilitado por ley y están siendo sometidos a juzgados que no tiene jurisdicción.
Pero Pando es un pueblo valiente que no se rinde. Ya le dijo NO a la Constitución masista en el referéndum del pasado 25 de enero. Y el 16 llevó adelante los dos eventos mencionados.
La visita a Brasileia fue muy emotiva. Qué doloroso es ver cómo nuestros conciudadanos viven el destierro. Hombres, mujeres y niños, sufren los rigores de estar fuera de su país. Estos hechos no se veían en Bolivia desde la época de las dictaduras militares de los años 70. Cuando La Guerra Fría se encontraba en su fase más caliente.
Es digno destacar la gran solidaridad de las autoridades de Brasilea con nuestros refugiados. Destacamos entre ellas: la Alcaldesa, el Delegado de La Policía Federal, el Delegado de La Policía Estadual y el Director del Periódico Alto Acre. Ellos me hicieron recordar la bondad del alma brasilera, que sentí en mis épocas de estudiante en el fraterno Brasil.
La multitudinaria concentración en Porvenir no fue menos emotiva. Con el eslogan "Liberen La Verdad", se reunió el pueblo con los familiares de los muertos, heridos, refugiados y detenidos en La Paz. Asistieron también los presidentes cívicos de Pando, Santa Cruz y Beni.
El discurso que se trascribo parcialmente a seguir, fue uno de los más representativos:

“Primeramente quiero dirigirme al glorioso pueblo de Porvenir, que está pasado por uno de sus peores momentos desde su creación. Es lamentable lo que está ocurriendo aquí, ya que no hay tranquilidad, este Gobierno no nos deja vivir en paz, quiero que sepa toda Bolivia que la gente está atemorizada, estamos conviviendo constantemente con amenazas de parte de cuatro títeres que tenemos aquí, afines a este Gobierno que se ha empeñado ha querer destruirnos, maltratarnos, humillarnos, ya está bueno. ¡Ya basta!
Quiero que desde hoy todo los comunarios de este glorioso pueblo nos unamos y que no tengamos miedo de estos abusivos, que lo único que quieren es callarnos, quizás el único error que cometimos fue defender este pueblo. Que sepa toda Bolivia y también quiero que sepas, Evo Morales, que Porvenir ya está cansado y que no vamos a permitir un atropello más, todo lo que pase en Porvenir desde ahora va a ser responsabilidad de Morales.
Ahora me dirijo a ti, Evo Morales, ya está bueno de tanta humillación a este pueblo, no te pido por Dios porque tú no crees en él, no te pido por tu familia porque no sabes qué es tener una familia. Te pido por favor nos dejes vivir en paz de una vez, ya está bueno carajo”.
Los pandinos quieren que se investigue la verdad. Que estos hechos no queden impunes. Que se juzgue a sus hijos y a los invasores masistas con la misma vara. Lo que no aceptan es las represalias indiscriminadas contra todo un pueblo.
Si una cosa fue común en estos eventos, fueron los gritos de: libertad, libertad.
Termino recordando palabras del primer himno cruceño de Tristán Roca: “Es temible el soldado que invoca, libertad, libertad, libertad”.
¡Cuidado tirano, invocan libertad!.
________________________________________________
"Las opiniones vertidas en los comentarios son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que las emiten y no representan necesariamente a El Morrocotudo, medio que sólo actúa como plataforma de expresión democrática . Más detalles en Normas de Uso para Comentarios"

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

Código de seguridad
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.