Agente topo, un Óscar a la dignidad de las personas mayores

Agente topo, un Óscar a la dignidad de las personas mayores

12 Mayo 2021
"La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido". Al igual que esta frase de Gabriel García Márquez, el agente infiltrado en un hogar de ancianos del documental de la chilena Maite Alberdi también concluye que “la soledad es lo más grave acá”.
Hay Mujeres >
authenticated user Corresponsal Aliado
Adultos Mayores, El Agente Topo, Cine

El flagelo de la soledad, que aflige más a las personas mayores, ha pasado a ser vista por muchos como la epidemia del siglo XXI. Pero la cinta pone de relieve otros fenómenos como el edadismo, definido por la OMS como "los estereotipos, prejuicios y discriminación contra las personas debido a su edad". Se trata de utilizar la edad para categorizar y dividir a las personas por atributos ocasionando daño, desventaja o injusticia y menoscabando, de esta manera, la solidaridad intergeneracional. 

Alberdi no esquiva la realidad ya que muestra el precario estado de salud de las personas mayores, manifestado por el deterioro físico y cognitivo revelado cuando ellos comparten visiones acerca de lo que perciben como condición de olvido para el resto de la sociedad. Resulta una pieza útil para preguntarnos, de igual manera, cómo pensamos, cómo nos sentimos y cómo actuamos, no solo frente al envejecimiento de otros sino frente al que será inescapablemente el nuestro. En nuestra cultura occidental, necesitamos reflexionar en el excesivo valor que se le asigna a la juventud y la poca valoración asignada a la experiencia y cualidades que se adquieren con el paso del tiempo.

En este marco, es importante conocer iniciativas y buenas prácticas que podrían replicarse en Chile dado nuestro patrón de crecimiento vegetativo, más parecido al de los países desarrollados. Una de ellas es CHISPAS (Centro Hispano Para el Adulto Mayor) en Suecia, con actividades de socialización desde las 9 a 15 horas y que son un refugio para dignificar la longevidad. Y si de soledad hablamos, Gran Bretaña y Japón ya han creado Ministerios de la Soledad debido al aumento de suicidios, agravados por la masificación de las ciudades. Igualmente, EEUU ha declarado que la soledad es uno de sus mayores problemas de salud pública. 

¿Y cómo afecta la longevidad a las mujeres? Cristina Páez, directora técnica de la Fundación de Salud Mental de Cataluña, indica que la vejez es una época especialmente vulnerable para nosotras. Dado que nuestra esperanza de vida es mayor que la de los hombres, la soledad  llega más pronto, sobre todo si se ha hecho del cuidado de la pareja y de los hijos el centro de la vida.  

Esos molestosos viejos vulnerables, así los llama Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017, para capturar la idea de que la civilización moderna está basada en los avances de la ciencia e índices cada vez más altos de longevidad, sobre todo en los países del primer mundo. Las personas mayores tienen sueños, esperanzas y necesidades de todo tipo, tanto políticas como espirituales y materiales. Por otro lado, se han constituido en un segmento nada desdeñable, tanto del consumo (ya se habla de la “silver economy”) como de los padrones electorales. 

Entendamos que la discriminación y la soledad en las personas mayores se asocian con menor esperanza vida, salud física y mental deficiente, recuperación más lenta de discapacidad y deterioro cognitivo y todo eso puede mitigarse. Cambiemos el discurso, pero también las prácticas, con relación a la edad y el envejecimiento, favoreciendo la expresión de toda aquella sabiduría y experiencia de la que son portadores las personas mayores y de la que tan faltos estamos. Y no olvidemos una cosa: seremos los viejos que, durante toda una vida, hemos construído.

Por Lilian Nass Kunstmann DDS, MSc, PhD, Profesora Asociada Universidad de Concepción y Experta Hay Mujeres.