Reapertura de restaurantes en Tacna durante la pandemia: ¿Cómo reaccionamos en Arica?

Reapertura de restaurantes en Tacna durante la pandemia: ¿Cómo reaccionamos en Arica?

20 Julio 2020

Lejos de enfocar esta nota en preguntarnos cuándo podremos ir a disfrutar de los atractivos gastronómicos de la vecina ciudad, mi reflexión apunta al cómo y cuándo podremos celebrar una noticia así en nuestra ciudad.

Claudia Valdivi... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Ya es público, a través de los noticieros on line del Perú, la medida adoptada por la gran mayoría de los departamentos (regiones), que gracias a un Decreto Supremo dictado por el Presidente de ese país como parte de la Fase 3 para la reactivación económica, fue implementándose con fecha de inicio desde el 1 de Julio en adelante y conlleva protocolos específicos y un aforo máximo del 40% del total de las personas.

Lejos de enfocar esta nota en preguntarnos cuándo podremos ir a disfrutar de los atractivos gastronómicos de la vecina ciudad, mi reflexión apunta al cómo y cuándo podremos celebrar una noticia así en nuestra ciudad.

Arica aún se encuentra en estado crítico de contagios y puede que pasemos un par de meses más sin reabrir nuestros restaurantes a público, lo que hasta ahora a significado enormes pérdidas para las Pymes locales, incluso para grandes cadenas hoteleras y sus cocinas en todo Chile. El cierre definitivo de varios locales gastronómicos en la ciudad y la cantidad de personas desempleadas, básicamente cocineros y garzones, quienes se han volcado a la venta de comida en la web, muy lejos de estar formalizados pero con una gran necesidad, nos hace pedir a gritos una reapertura urgente, pero la salud de la población hace que todos, desde las autoridades hacia abajo, estén atados de manos para decidir.

Por otro lado, comenzar con un aforo de 40-50% de público, considerando las medidas ya indicadas por el Ministerio de Salud para el retorno, sumado a la implementación física de las mismas,  serán un costo adicional para las ya golpeadas Pymes locales quienes aún no son parte de un fondo específico para el rubro gastronómico que apoye a la inversión, al pago de arriendos, permisos, imposiciones y un sin fin de necesidades reales. Independiente de cuándo y cómo volvamos a ver nuestras cocinas locales abiertas, la misión del ariqueño de corazón es preferir quedarse en la región y re-descubrirla, hacer turismo en Arica, en Putre, en Socoroma, Belén y en tantas otras bellas tierras que muchos no conocen.

Y ¡ojo! No estoy llamando a no visitar la heróica ciudad, hay muchos motivos para ir, sobre todo los motivos de salud, pero es necesario reforzar que las políticas de retorno del sector turístico nacional y de muchos países se ha enfocado en el turista interno, el de la misma región o país y si queremos ver el re surgimiento de Arica y Parinacota es necesario hacernos parte.

Las cocinas y restaurantes de nuestra región están llenas de sabores y cultura, la local, la chilena, peruana, carnes, mariscos, italianas, americanas, postes, helados, tortas, etc., debemos darnos el tiempo de probarlas todas y con esto ayudar a levantar este comercio y a la vez no exponernos viajando.

Por su parte los dueños, administradores y equipos de nuestras cocinas también tienen el gran desafío de acercarse al ariqueño con nuevas propuestas, nuevas experiencias y nuevos precios, por ejemplo con buenos vinos a buen precio, con cafés de cortesía, con un precio más justo por productos que generalmente abultaban los precios, y a trabajar desde ya en el cómo hacerlo desde la ingeniería de sus menús.Los invito a reflexionar acerca de nuestra participación, como consumidores, en el retorno a los restaurantes que por ahora vemos distante pero cuando sea el momento, debemos actuar con consciencia.