Renatto: "El mundo necesita tu libro"

Renatto: "El mundo necesita tu libro"

01 Octubre 2020

Importante académico latinoamericano destaca macizo trabajo de joven fotógrafo ariqueño. Los invito a conocer su historia y  talento. 

Marcelo Aguilar... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Invitado

“Renatto: El mundo necesita tu libro”, es una sugerencia, afirmación y posterior conclusión a la que llegó el  doctor en Ciencias de la Documentación,  de la Universidad Panamericana de México, Óscar Colorado, tras conocer el macizo trabajo fotográfico del joven  ariqueño, Renatto “Renatografia” Rivera, en el que demuestra que tras su arte, logró descubrir  su vida.

El académico es reconocido en el ámbito  latinoamericano, por su espacio radial “Imagen Liquida”, fundador del Observatorio Universitario de Fotografía, y  miembro de The Photographic Historical  Society, con sede en New York, además de publicaciones y creador de revistas alusivas al tema.

HISTORIA DE RENATO

Hace 6 años Renatto comenzó a incursionar en la fotografía, impulsado por el trabajo en un cibercafé, en el que aprendió programas de diseño gráfico, entre ellos el Photoshop,  que fue perfeccionando con el transcurso del tiempo, y entendiendo que tenía la posibilidad de incursionar en un área que le fascinaba y que le generaría ingresos.

Su infancia y juventud no fueron las ideales de un niño y joven normal debido a sus malformaciones congénitas y labio leporino, por lo que hubo de ser intervenido,  y atendido en la Teletón entre Antofagasta y Santiago; en una última operación, el 2004, cuando ya no creía en nada, y en estado crítico en el hospital local, sintió una voz que le decía Renato -su nombre verdadero es Waldo-, por lo que estimó que era Dios quien siempre estuvo pendiente de él, comunicando dicha experiencia a su familia, en especial a su madre, que siempre ha estado a su lado,  por lo que comenzó a llamarse por su nombre actual, cuyo significado es  renacido.

En cuanto a estudios, cursó la básica en la escuela Pedro Lagos Marchant del Cerro La Cruz, y, parte de la media en el Liceo B-4 Antonio Varas, en donde el bullying no estuvo ajeno.

LABOR ACTUAL

En tiempos normales, a Renatto, pese a su condición física, con su sonrisa bonachona y mirada afable, se le puede ver en múltiples actividades, en las oficiales y las no, buscando y escabulléndose en la búsqueda  del mejor ángulo para retratar y dar cumplimiento a su trabajo estable, y, en algún medio o redes sociales, compartir aquello que le encanta, el arte de la fotografía, en que se conjugan  la figura humana, imágenes familiares,  hechos,  rostros y el suyo.

No es de aquellos que se ufana por lo que hace, y si llega a dar a conocer su trabajo, es para sus más cercanos. Lo particular y especial, es que durante los últimos días, el profesor Coronado, en una lectura por Instagram, analizó e hizo un verdadero ensayo -reconocido por otros académicos mexicanos- del trabajo de Renatto, expresando su reconocimiento por el aporte que hace a la fotografía, en especial, por el trabajo en blanco y negro,  que le hizo recordar al fotógrafo checo Josep Koudelka, reconocido mundialmente.

QUEDÓ LOCO

“Imagina tamaña comparación, y que provenga de él. Quedé loco, me enorgullece, por lo que debo ver de qué manera abordar lo que me sugiere y seguir mejorando”, manifestó Renatto, tras ver el video con la evaluación que hace el académico mexicano, doctorado en la Universidad Complutense de Madrid.

Renato agregó que su trabajo, que comenzó a desarrollar a partir del 2014, lo empezó a ordenar, para presentarlo algún día al famoso fotógrafo y académico mexicano, a quien seguía hace dos años, y que finalmente derivó en la evaluación de hace una semana.

OPINIÓN DEL MAESTRO

“Me llaman la atención sus retratos, su historia, lo reflexivo, su oficio, su madurez. Me fascina ese descubrimiento de la fotografía,  en que está presente el juego, la personalidad”, manifestó el académico, “y valoro su textura y nitidez, y me sorprende el lente con el que va descubriendo, su oficio, su constancia, lo periodístico, y su enorme trabajo”.

“En torno a su  autorretrato, veo la profundidad, la forma de su propia vida y lo que es, y es lo que debiéramos ser los artistas, vale decir “somos lo que somos”, y él nos muestra una potencia inigualable, en su constante lucha, contra el dolor físico y emocional”, agregó Colorado.

“Eres inspiración y nos demuestras de que hay que trabajar con la realidad, e imagino tus movimientos, diferentes a lo de otros (…), es una gran reflexión acerca del vivir, aceptarnos  (…),  nos enseñas a ver y trabajar como somos, no con la idealización”, recalca el docente, agregando que “la vida no se trata de lo que te llevas, sino de lo que dejas, y lo tuyo es para mayor gloria de la fotografía, en que dejas tu huella, tu potencia de vivir frente a las circunstancias, con ello haces más gloriosa la fotografía”.

“Hoy, tras conocer el fallecimiento de un gran amigo y adentrarme en tu trabajo, haz hecho mejor mi vida, he pasado desde mi  interés al asombro, a la inspiración, y a esa mejor visión del mundo. Tu trabajo es único, y el siguiente paso es un libro, que creo será un documento inspirador. El mundo necesita tu libro”, concluyó el maestro.