Arica y Parinacota, una muy buena opción para la inversión extranjera

Arica y Parinacota, una muy buena opción para la inversión extranjera

12 Agosto 2015

Gerente de Comercio Exterior de la Sofofa, Hugo Baierlein Hermida, destacó las ventajas de la región, para concretar encadenamientos productivos.

Osvaldo Díaz >
authenticated user Corresponsal

“Oportunidades en el Asia Pacífico” fue el tema central que abordó el Gerente de Comercio Exterior de la Sociedad de Fomento Fabril- SOFOFA, Hugo Baierlein Hermida, durante la charla que ofreció a los empresarios pertenecientes a la Asociación de Industriales de Arica- Asinda.

La actividad se efectuó en la sala de reuniones del directorio de la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota- Cordap, ante la presencia de numerosos asociados de Asinda, encabezados por su presidente, Edward Gallardo Malebrán.

Chile, plataforma de negocios

En su exposición, Baierlein orientó el tema a lo que es Chile como Plataforma de Negocios, explicando lo que se ha construido en materia de Tratados Comerciales, la importancia de las normas de origen en el marco de ese contexto y señalando en forma detallada lo que se está haciendo para la atracción de inversiones, a objeto de que Chile sea una plataforma para que empresas extranjeras se instalen y, desde nuestro país, exporten a diferentes mercados haciendo uso de los Tratados Comerciales vigentes.

Durante su charla, más que teoría entregó ejemplos prácticos de empresas que ya están instaladas, comentando que claramente, por la situación de Arica, esta es una zona estratégica muy importante para empresas extranjeras.

“Hay una serie de aspectos que hay que tener en cuenta que benefician a esta región. A mi juicio, todavía no se le ha sacado todo el provecho posible y aquí interactúan todos”, advirtió.

Mencionó lo importante que es el encadenamiento productivo que se puede dar en esta zona, aprovechando los beneficios e incentivos que ofrece la región.

“Se trata, por explicarlo de una manera muy simple, de traer insumos y materias primas de terceros países que estén interesados en invertir en Chile para que en nuestro país se haga un proceso productivo y conferirle a ese producto el origen chileno para hacer uso de las ventajas que tiene Chile en los distintos tratados comerciales que ha suscrito”.

En ese contexto, un ejemplo válido es el que un empresario boliviano traiga a Arica maderas en bruto, aquí le hace un tratamiento y las convierte en  muebles, produciéndose así una transformación irreversible del producto originario y un cambio en la partida arancelaria.

“Ese es justamente el objetivo del encadenamiento productivo, que es conferirle valor agregado en Chile a los productos para darle el carácter de originario y que puedan usar los acuerdos que hemos suscrito. Esto puede ser en una inversión de una empresa extranjera en Chile o en una alianza estratégica conjunta entre un chileno, un boliviano, un peruano, un brasileño, etc. para salir a un tercer mercado”, precisó.

Arica con ventajas comparativas

No es lo mismo que un empresario extranjero se instale en Santiago o en Arica, puesto que esta Región tiene ventajas comparativas y así lo destaca Hugo Baierlein.

“Hay muchos más beneficios en  esta región, desde el punto de vista tributario, desde el punto de vista de la Zona Franca Industrial y los procesos que se desarrollan en esta región. Obviamente que es mucho más atractivo instalarse en Arica para una empresa extranjera que hacerlo en el resto del país,  que no tiene ningún tipo de privilegios”, subrayó.

Como mensaje para los empresarios extranjeros que desean instalarse en esta zona, les recomienda establecer muy bien qué producto es el que quieren terminar, para que efectivamente se pueda exportar, haciendo uso de las ventajas. El tema de las maderas, transformarlas en muebles, es un ejemplo muy bueno porque ese es el concepto, dijo.

Baierlein mencionó también como ejemplo el traer frutas que se transforman en conservas mediante un proceso agroindustrial, y otros, que estén abiertas al encadenamiento productivo. Sin embargo, explicó que hay procesos que no cumplen con la exigencia del cambio arancelario, como lo es el traer palmitos y envasarlos, ya que el producto sigue siendo el mismo.

“Una vez que el empresario tenga elegido el producto que lo va a tratar, claramente nosotros como Sofofa- que somos los que emitimos el certificado de origen- podemos decir con claridad absoluta- en qué procesos productivos se confiere o no se confiere origen. Los simples procesos no califican, como por ejemplo un producto que se trae a granel y aquí se reenvasa. Eso, no da origen, ya que tiene que haber un cambio irreversible en el proceso”.

Finamente, el gerente de Comercio Exterior de la Sofofa reiteró que Arica y Parinacota son una muy buena opción para la inversión y el desarrollo de procesos productivos para obtener productos finales que se exporten con la marca Made in Chile.

Hugo Baierlein Hermida es Técnico en Comercio Exterior, Instituto Superior de Formación Profesional; Licenciado en Relaciones Económicas Internacionales, Universidad de la República Oriental del Uruguay. Tiene numerosas especializaciones a nivel nacional e internacional.

Además, es autor de numerosos libros técnicos y publicaciones, como “MERCOSUR: Exportaciones – Importaciones”, “Canadá: Tratado y Acuerdos Comerciales"; “Perú: Arancel Consolidado de Exportaciones e Importaciones”; “Unión Europea: Arancel Consolidado de Exportaciones e Importaciones”; “Normas de Origen: Consolidado de Normas de Origen de los diferentes Acuerdos suscrito por Chile”, entre otros.

Galeria Imagenes: