Educación Financiera: El Gobierno, la Política Fiscal y el Crecimiento Económico

Educación Financiera: El Gobierno, la Política Fiscal y el Crecimiento Económico

05 Diciembre 2013
Si una economía crece en forma explosiva provocará al mediano o largo plazo desajustes económicos, como altas tasas de inflación y desempleo. A la inversa, si una economía crece poco, la tasa inicial de desempleo se mantendrá o eventualmente aumentará, la demanda disminuirá y el estado no recaudará.
Luis Álvarez >
authenticated user

El principal objetivo de todo gobierno, es mantener una tasa de crecimiento económico estable en el tiempo, sin grandes variaciones año a año, unatasa de crecimiento económico de equilibrio, debido a que las altas tasas de crecimiento o las bajas tasas de crecimiento económico provocan consecuencias negativas o no deseadas en el bienestar social, esto es inflación y desempleo.

Si una economía crece en forma explosiva, a una gran velocidad, ello provocará al mediano o largo plazo desajustes económicos, como altas tasas de inflación y desempleo. A la inversa, si una economía crece poco, la tasa inicial dedesempleo se mantendrá o eventualmente aumentarála demanda disminuirá, la inversión caerá y el estado no recaudará lo necesario para cumplir con su rol subsidiario.

Es evidente entonces que un crecimiento económico exacerbado o un bajo crecimiento, no son situaciones deseables en un país.

Como vimos en la columna anterior, en donde explicamos lo que involucra el Déficit Fiscal, el Estado o Gobierno puede influir o intervenir en la economía a través de la variación o modificación de losImpuesto y el Gasto Público. De esta manera, y con el objetivo de mantener una tasa de crecimiento económico estable en el tiempo, el Gobierno puede tratar de intervenir estas situaciones socialmente no deseadas de dos maneras:

1)    frente a un escenario de altas tasas de crecimiento e inflación, es decir un escenario de sobrecalentamiento de la economía y aumentos sostenidos y permanentes de los precios, el Estado puede decidir llevar adelante lo que se denomina una Política Fiscal Restrictiva, decisión económico – fiscal – gubernamental que busca enfriar la economía y que involucra aumentar los impuestos y disminuir el gasto público, ello con el claro propósito de disminuir la renta disponible de las personas y empresas y así disminuir el consumo, la demanda y la inversión, resultado lo anterior en una caída de la inflación, de la producción y logrando así enfriar la economía, es decir, buscando alcanzar tasas de crecimiento convenientemente mas bajas;

2)    frente a un escenario de bajas tasas de crecimiento económico y alto desempleo, situación extrema que se conoce como Recesión, el Estado puede decidir llevar adelante de lo que se denomina una Política Fiscal Expansiva, es decir, tratar de estimular la economía para que comience a crecer a tasas razonablemente convenientes, disminuyendo para ello los impuestos y aumentando el gasto público, provocando así un aumento de la renta disponible y de la inversión para estimular la demanda interna, aumentar la producción y con ello alcanzar tasas de crecimiento mas altas.

Ambas políticas fiscales, indistintamente de la situación en particular, tienen como objetivo central estimular la economía, hacerla retornar a tasas de crecimiento razonables y adecuadas, propender hacia la anhelada tasa de crecimiento económico de equilibrio.