Expertos critican estrecha relación entre los últimos gobiernos y el empresariado

Expertos critican estrecha relación entre los últimos gobiernos y el empresariado

21 Enero 2014
Especialistas evaluaron los efectos negativos que ha tenido la relación estrecha entre el Estado y los empresarios durante los últimos gobiernos, principalmente para los trabajadores.
Radio U. de Chile >
authenticated user

Tensiones ha sufrido el oficialismo luego que, desde distintas posiciones, el gobierno de Sebastián Piñera fuera criticado por “ganar las elecciones con los partidos, pero gobernar con los empresarios”. Así lo han expresado referentes como Andrés Allamand y Manuel Ossandón, entre otros.

Un lugar común que nos remonta al mandato del socialista Ricardo Lagos,  llamado “gobierno de los empresarios” por ser considerado beneficioso para el desarrollo de la economía bajo un panorama político y social bastante menos complejo que el actual.

Si bien el gobierno de la Alianza tuvo índices macroeconómicos mejores que en años anteriores, los movimientos sociales han movido el piso de la política, conflictos a los que el empresariado no ha sido indiferente, como han expresado representantes del comercio y la banca.

Para Carmen Espinoza, directora nacional del Programa de Economía del Trabajo, no hay una diferencia importante entre el gobierno de Piñera y los anteriores en relación con los empresarios. Sin embargo, cree que ha habido mayor impunidad respecto a sistemáticos incumplimientos legales con tal de lograr el mal llamado “pleno empleo”.

La especialista señala que el gobierno, a cambio de mejorar los índices macroeconómicos, fiscalizó menos al empresariado que generó mayores ganancias sin temor a ser sancionado.

Gonzalo Durán, investigador de Fundación Sol, explicó que en los últimos cuatro años, luego de la crisis económica mundial de 2008, ha habido un aumento de la incidencia del capital ficticio, dineros que tienen a disposición los grandes grupos económicos en Chile y que ingresan al mercado vía fondos de pensiones, por ejemplo.

Durán plantea que esto no cambiará a menos que se produzcan importantes reformas en materia laboral y tributaria que terminen con las regalías que la dictadura le dejó al empresariado, algo que, analizando el programa de Michelle Bachelet, ve lejano por el momento.

“Son propuestas que no atacan el fondo del asunto, al menos en lo que tiene que ver con aspecto laboral. En aspecto tributario está por verse. El empresariado se da cuenta que la institucionalidad que tanto le ha favorecido, le seguirá favoreciendo en el futuro”, explicó.

Ambos especialistas concuerdan en que se deben modificar las reglas del juego, pero además, los trabajadores deben perder el miedo a defender sus derechos laborales, tal como lo demostraran los portuarios en el último tiempo.