Reconvertirse o morir: El desafío de los recolectores de orilla tras la floración de algas en Arica

Reconvertirse o morir: El desafío de los recolectores de orilla tras la floración de algas en Arica

01 Junio 2021
Les presentamos otra cara de las varazones, la economía de los recolectores, quienes no tienen cómo llevar sustento a sus familias. Existe una colecta, ¿te sumas?
Veronica Grunewald >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Todos hemos sufrido las  consecuencias  de la floración de algas que afecta desde febrero las costas ariqueñas. Los usuarios de las playas han padecido molestias en la piel, picazón y enrojecimiento de ojos y mucosas. 

Los buzos y recolectores de orilla han visto cómo disminuyen día a día sus posibilidades de conseguir recursos para subsistir y los restaurantes no han podido contar con sus proveedores de siempre, debiendo conseguir suministros desde el sur del país, arriesgando perder calidad en la  preparación de sus especialidades culinarias.

Los más afectados han sido sin duda, los  buzos y recolectores de orilla. Son familias que  viven de lo que cada día pueden sacar del mar y comercializar. Productos frescos. Pero a algunos se les ha negado el acceso a las playas donde acostumbran extraer especies y en medio, la  varazón, el Bloom de algas. En fin, son decenas de familias que dependen de la extracción básica de especies. Se trata de un  trabajo a pequeña escala. Las prohibiciones van para ellos. Los pescadores artesanales pueden llegar a aguas más profundas y conseguir algo de pesca, y los industriales pueden extraer sin restricciones. Hasta corvinas extraen para hacer harina de pescado. 

Los más vulnerables siempre pierden. Algunos se acostumbran a perder. Y así se les pasa la vida, pidiendo permiso para trabajar, siendo amenazados. Muchos no cuentan con estudios formales y todo lo que saben hacer en la vida está relacionado con el mar. No podemos pedirles de un día para otro que se transformen en peluqueros o taxistas. Además,  las experiencias de reconversión no son felices en Chile. Entonces ¿Qué podemos hacer por estas familias donde hay ancianos y mujeres jefas de hogar? Sobre este tema la ONG Ayuda Urbana Arica, consiguió aportar cajas de  víveres, pero no fue suficiente y se encuentran ahora organizando en  conjunto con la ONG  Arica Unidos por el Mar una recolección de fondos para ir en su  ayuda.  

Si usted desea colaborar con estas familias del mar afectadas en lo más básico para el  ser humano que es proveerse el sustento diario, puede hacer sus aportes en la siguiente cuenta: 

Cuenta Rut 17.115.566-5

Patricio Ortiz

Banco Estado

[email protected]

Nota: Patricio Ortiz es el Director de la ONG Arica Unidos por el Mar, que se encuentra en proceso de tramitación de su personalidad jurídica. 

 

Galería Imágenes

  • Reconvertirse o morir: El desafío de los recolectores de orilla tras la floración de algas en Arica