Hoy lanzamiento campaña contra la violencia a las mujeres

Hoy lanzamiento campaña contra la violencia a las mujeres

31 Julio 2014
Durante 2013 y 2014 hemos visto cómo la violencia hacia las mujeres recrudece y se normaliza a vista y paciencia de las instituciones estatales encargadas de proteger la vida de las personas, los gobiernos y la sociedad entera.
Hortencia Hidalgo >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

La Red Chilena contra la violencia a las mujeres de Arica y Parinacota invita al lanzamiento de la campaña contra la violencia a las mujeres ¡Cuidado! El machismo mata se realizara el día jueves 31 del presente a  nivel nacional, campaña que realizamos todos los años y permite instalar la discusión sobre violencia hacia las mujeres y niñas. La actividad en Arica se realizará a las 19:30 horas en el frontis del Banco del Estado con un memorial a las victimas de femicidio.

 Violencia contra las mujeres en Chile

Durante 2013 y 2014 hemos visto cómo la violencia hacia las mujeres recrudece y se normaliza a vista y paciencia de las instituciones estatales encargadas de proteger la vida de las personas, los gobiernos y la sociedad entera. Contrario a vaticinios demagógicos e irresponsables sobre la disminución del femicidio, lo cierto es que en Chile actualmente asesinan a más de una mujer a la semana por motivos arraigados en el machismo.

Ante hechos tan graves, que se vuelven cotidianos para miles y miles de mujeres, esperamos  respuestas enérgicas que repudien y condenen, social y penalmente, los femicidios y toda violencia hacia las mujeres.  Esperamos que la condena a los agresores y a quienes promueven día a día la violencia, el odio y la desvalorización de las mujeres sea ejemplificadora,  y que las autoridades públicas sean las primeras en actuar en consecuencia. 

Las leyes y políticas que existen actualmente sobre violencia hacia las mujeres en nuestro país no evitan que esto suceda, por el contrario, sólo se activan cuando las mujeres son “victimas”. La ley es perversa, ya que requiere que la mujer compruebe la violencia que vive, que la ratifique y que ella misma produzca las pruebas. Para que sea considerado delito, el maltrato debe ser “habitual”, y lo  debe comprobar.  Finalmente, las mujeres que entran en el sistema deben soportar una cadena de errores y negligencias  que termina muchas veces cuando son asesinadas.

La violencia contra las mujeres está presente, de una u otra manera, en un continuo en nuestras vidas.  Para contribuir a su erradicación nuestra sociedad requiere comprender que no se trata de hechos aislados, sino responden a un sistema de valores y creencias que los reproduce constantemente.  A esto le llamamos  patriarcado. El acoso sexual callejero y en el trabajo, la negación del aborto, la ausencia de educación en sexualidad en los colegios, la propaganda que ridiculiza a las mujeres, entre otras expresiones de machismo,  tienen una misma lógica y  patrón común,  y son el sustrato que posibilita el femicidio.

La recién vivida fiebre mundialera -expresión excelsa del machismo- mostró a los medios de comunicación, y en particular a la televisión chilena, como uno de los principales promotores de la violencia hacia las mujeres; desde las ‘potoselfie’ del Kiwi, en las que se involucraron importantes autoridades políticas como el Ministro de Justicia, Juan Antonio Gómez y el Alcalde de Cerro Navia, Luis Plaza, hasta los más variados spots publicitarios denigrando a las mujeres.  Mención merece, en este sentido, la contratación de mujeres ‘stripers’ para celebrar el día del padre por el Alcalde de Paredones, Jorge Sammy,  quien además realizó la ‘fiesta’ con fondos públicos.

Este año, abogados de la Villa Grimaldi interpusieron una querella por agresiones sexuales a tres prisioneras políticas en el lugar de tortura que se ha dado en llamar “Venda Sexy”. Estas tres mujeres representan a las miles que durante ese período fueron objeto de violencia sexual y que quedaron impunes porque, hasta ahora, no se ha considerado una vulneración de los derechos humanos. Los hechos que sucedieron hace 40 años en nuestro país se conectan con las prácticas policiales de represión hacia las mujeres que levantan sus voces y salen a las calles; lo vimos en 2011 en el marco de las protestas estudiantiles y lo seguimos viendo hoy cuando carabineros, deliberadamente, incluye humillaciones verbales y vejaciones al cuerpo de las mujeres detenidas. Esto es violencia institucional hacia las mujeres 

La violencia institucional también se expresa en que las iglesias, el Estado, los médicos, entre otros, se arrogan el derecho a decidir sobre nuestra sexualidad y reproducción. En mayo de este año, una joven de 17 años fue denunciada por aborto, mientras su vida se encontraba en peligro en un hospital. Es decir, antes que proteger la vida de esa niña - que implica también su bienestar emocional y salud mental - para la institucionalidad es más importante cumplir con una ley  que restringe la autonomía de las mujeres. La violencia institucional existe en Chile y se manifiesta ejemplarmente en la negación al aborto. Es urgente que el país se haga cargo de esta grave vulneración de los derechos de las mujeres, en coherencia con los acuerdos internacionales con los que Chile está comprometido, entre los cuales, está la CEDAW, que ha insistido en la necesidad de despenalizar el aborto.

Por otra parte, la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres y sus campañas permanentes han contribuido a que cada vez sean más los sectores sociales sensibles y comprometidos con el cambio social y cultural que se requiere para erradicar la violencia machista. Durante los últimos años se habla, reconoce y denuncia cada vez más las formas de violencia presentes en el plano simbólico y cultural que antes eran totalmente invisibles. Así, hoy importes sectores del movimiento estudiantil levantan la educación no sexista como un componente imprescindible de la calidad en la educación; mujeres jóvenes se han organizado en un Observatorio para denunciar el acoso sexual en las calles; diversos grupos vigilan y  denuncian el sexismo en la publicidad.

 

Galeria Imagenes: