Los artistas y la sociedad organizada

Los artistas y la sociedad organizada

02 Marzo 2020

Una de las cosas importantes que hay que tener en cuenta es que es una trampa frecuente colocar a los artistas en un sitio y a los activistas en otro.

Pablo Valcarce Bravo >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Se trata de cómo los movimientos sociales se han relacionado, en las últimas décadas, con lo que algunas personas llaman arte socialmente comprometido, o actividad social, estética de la relación y muchas otras cosas, como el arte participativo. Podemos considerar los movimientos sociales como: Fuente de inspiración para los artistas, y la accion de reflexionar sobre cómo los artistas han influido en esos movimientos sociales. 

Estamos hablando del movimiento del SIDA, los movimientos LGTB, el feminismo, toda clase de movimientos internacionales que han sido intensamente culturales y son conocidos por ello, pero que también han tratado de transformar las realidades sociales. Donde una de las cosas importantes que hay que tener en cuenta es que es una trampa frecuente colocar a los artistas en un sitio y a los activistas en otro. Literalmente, se trata de las mismas personas que están en ambos sectores, y por lo tanto es de hecho engañoso pensar en ellos como categorías separadas.

Nos gusta la teoría, nos encanta leer, nos gusta pensar, pero también hacemos cosas, queremos producir cosas, queremos transformar la realidad. Así pues, los activistas tienen esa urgencia, y también la tienen los artistas. 

ORGANIZAR

Es una de las cosas claves. Me refiero a que a menudo se dice que organizar a los artistas es como tratar de “alcanzar un arcoiris”.

Ese tipo de organización se podría concebir como una especie de espectro político: trabajo organizado, formación de sindicatos, una manera que tienen las personas de unirse en un colectivo más fuerte que la voz de cada individuo por separado. Pero organizar esta primera actividad a menudo implica hacer cosas como limpiar, poner la mesa, literalmente presentar las cosas, hacer cosas que son actos cotidianos que no son de naturaleza espectacular.

No es casualidad que en una buena porción de la historia de la humanidad, esas sean las partes que han sido realizadas por mujeres y otros grupos que están, digámoslo así, relegados a las jerarquías de los movimientos. Las mujeres han sido, por ejemplo, en la historia de EE. UU., así como en la de muchos otros lugares, las organizadoras de base. Reúnen a las personas, etcétera.

Tambien es comun ver, a las y los artistas comprometidos con la justicia social, participando u organizando manifestaciones en señal de apoyo. Esta es una muestra de cómo, cuando los artistas realmente se preocupan de la organización, a menudo acaban convirtiéndose en partes de las organizaciones sociales mismas a las que están tratando de ayudar. Pero los movimientos sociales y los artistas comprometidos socialmente, han empleado los metodos de rechazo y boicot, que han sido escenciales. Tomando una decisión de justicia social, crear desobediencia civil para desencadenar e incitar un movimiento.