No hay solución sin Descentralización

No hay solución sin Descentralización

14 Noviembre 2019

No es posible una solución a la actual crisis, sin considerar un nuevo trato a las comunas y regiones de Chile.

Christian Díaz ... >
authenticated user Editor

Estamos de acuerdo que hace más 25 días Chile comenzó un proceso sin vuelta atrás. Se trata de la mayor crisis social y política desde la vuelta a la democracia y el que no entienda eso, no quiera escuchar a la gente y trate de arrogarse el tener la verdad en su análisis, esta irremediablemente destinado al fracaso.

Las regiones no han estado ajenas al movimiento social y desde hace muchísimo tiempo (muchos años) que exigen un cambio estructural profundo como lo es la descentralización del país. La desigualdad territorial es una de las principales manifestaciones de la desigualdad estructural que origina el malestar y descontento nacional expresado en las multitudinarias protestas sociales.

No es posible una solución a la actual crisis, sin considerar un nuevo trato a las comunas y regiones de Chile y cualquier intento de aprovechamiento indebido de la actual crisis social y política del país para postergar la elección de los Gobernadores Regionales, es extremadamente grave.

La fundación Chile Descentralizado. Desarrollado ha sido enfática (en su declaración pública Gobernadores Regionales: más desarrollo y democracia para la paz social), en establecer cinco razones por las cuales retrasar la elección de gobernadores regionales sería un retroceso importantísimo en el proceso descentralizador

1.      Las severas desigualdades sociales, acumuladas durante décadas, se retroalimentan y potencian mutuamente con las igualmente severas desigualdades territoriales. En consecuencia, lo que Chile necesita, más que nunca, es un compromiso explícito para impulsar una Agenda Social y Territorial.

2.      Lograr buenos resultados, en tiempos oportunos, de esa agenda, ordenada en acciones inmediatas, de mediano y largo plazo, requiere, necesariamente, de la acción activa, comprometida, articulada y mutuamente colaborativa, de los municipios, los gobiernos regionales y el gobierno central.

3.      Los problemas de poca escucha de las demandas ciudadanas por parte de las autoridades se producen en gran medida por la extrema centralización del poder del Estado chileno. Empoderar a los municipios y a los gobiernos regionales y elegir a autoridades regionales representantes de las aspiraciones de sus comunidades ante el poder central, acercará la política a los ciudadanos, facilitando procesar las demandas sociales de los territorios. Los desafíos de la democracia se resuelven con más democracia, sobre todo en momentos como el actual, que requiere de más participación.

4.      Es necesario descomprimir la congestionada y estresada capital, la que hace tiempo ha superado el punto crítico de su crecimiento eficiente, creando condiciones de buen vivir para todos los habitantes, en todas las comunas y regiones del país, especialmente las más rezagadas.

5.      En consecuencia, más que demorar o incluso suspender procesos ya comprometidos por el propio gobierno y por todos los partidos políticos, es el momento de redoblar los esfuerzos para asegurar el pronto envío, perfeccionamiento y aprobación de:

a)      la ley corta de descentralización (recomendaciones entregadas por la mesa político-técnica al Presidente de la República);

b)     el financiamiento para la mayor equidad local y regional;

c)      la dictación de reglamentos pendientes;

d)     medidas de empoderamiento de los actuales y futuros gobiernos regionales.

En resumen y utilizando las mismas palabras de la Fundación “No hay solución, sin descentralización, con Gobiernos Locales y regionales electos, estables y conectados con la ciudadanía”.

Imagen: Huawei / Agencia Uno

Ver también: Chile "on fire": Qué bueno que ocurra, pero debe ser sin violencia

Galeria Imagenes: