Arica y sus "eventos viales" al más puro estilo de "Walking Dead"

Arica y sus "eventos viales" al más puro estilo de "Walking Dead"

11 Enero 2021

El tramo de linderos entre antártica y providencia lleva 15 años sin pavimentarse.

Pablo Valcarce Bravo >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

No es ninguna novedad mencionar los eventos viales (los famosos hoyos), como un riesgo de mayor consideración en el tránsito de las y los conductores de vehículos motorizados. No es por nada que los famosos eventos florecen en el día de día del conductor.

El problema de todo esto es sortear con buenas decisiones el dribleo de estos. Cláramente a una baja velocidad de conducción estos no generan mayores  riesgo. Lo que sí no podemos dejar pasar es que algunos de estos hoyos están para romper canillas, caderas, amortiguadores, ejes, chasis, neumáticos,  entre muchos otros.

Ahora si hacemos la analogía relacionando el título the Walking Dead con estos eventos, podríamos decir que son similares a las tumbas que mostraba la serie, zombies se levantaban hacer de las suyas.

Y sin dejar atrás la impresión que me ha causado encontrarme con algunos de estos al ver su dimensión. Y sin menospreciar, también existen tramos de 300 metros, en avenidas principales en la cual la responsabilidad de pavimentación  comprende a las empresas constructoras de condominios y o departamentos.

El tramo de linderos entre Antártica y Providencia lleva 15 años sin pavimentarse. Pero esta responsabilidad no se debe atribuir a Serviu, ya que la responsabilidad de este trabajo le comprende a la empresa que tiene detenida en las obras de construcción de departamento de ese tramo  no creen que es justo sancionar a esta empresa que tiene su trabajo sin cumplir y perjudica diariamente cientos de vehículos.

Y el Estado al ver esta situación debería asumir el rol patrocinador y solucionar este problema. Obviamente el costo de este servicio debería subsanarse a través de multas sanciones, hipotecas u otro tipo de garantía.

¿Qué creen uds?

Ver también: Distanciamiento social: Coronavirus v/s inmigración