Becaria estadounidense expuso sobre qué comían e infecciones que padecían los antiguos habitantes de esta zona del país

19 Noviembre 2013
En lo que respecta en Camarones Punta Norte, respecto a restos Chinchorro, encontró 4 trozos de carbón y un coprolito fueron fechados, de lo cual se obtuvo que el sitio fue habitado entre 7.400 y 6.050 años antes del presente, encontrando restos orgánicos de diverso tipo, como polen de totora.
Corresponsales ... >
authenticated user Corresponsal Invitado

Sobre coprolitos (fecas), liendres y piojos de hace más de 5 mil años (de los habitantes de la zona norte de Chile), fue el centro de la charla realizada por Nicole Searcey, egresada de la Universidad de Nebraska, Estados Unidos, que llegó a la región gracias a una beca Fulbright y al convenido con el Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto (CIHDE) y el Instituto de Alta Investigación de la Universidad de Tarapacá (IAI-UTA). 

La charla, realizada en el auditorio de la Cámara de Comercio de Arica, se denominó como: “Estudios bioarqueológicos (coprolitos) en sitios arqueológicos del norte de Chile: resultados de análisis de restos humanos "comúnmente" evitados”, en el marco de su despedida de la región (ya que vuelve a su país), congregó a más de 40 personas, provenientes del área de estudio de Nicole, pero también del 7° básico de la Escuela Centenario, de Arica. 

Searcey contó cómo aplicó la bioarqueología, describiendo los proyectos abordados: “Vine acá principalmente para analizar coprolitos del sitio Chacarilla 15, ya que en Nebraska en 2010 aprendí a analizar coprolitos con el Profesor Reinhard con 8 coprolitos provenientes del sitio Chacarilla 15. Por lo tanto, seguí con los coprolitos acá. Además, en Nebraska en 2011 analicé un coprolito del sitio Camarones Punta Norte, y acá encontré más coprolitos de este sitio, los cuales analicé. Y en cuanto a mi tercer proyecto, tuve la oportunidad recientemente de ir al sur de Perú y apoyar un estudio de epidemiología de pediculosis en momias del Valle de Moquegua, al lado de Ilo”. 

En Perú, por ejemplo, analizó algunas momias llenas de liendres y piojos, especialmente en los grupos inmigrantes del altiplano, después del colapso de la cultura Tiwanaku, para hacer comparaciones de la frecuencia de infestaciones en poblaciones diferentes, edad y sexo, ya que además los piojos son bioindicadores que nos pueden ayudar a especular sobre los hábitos y costumbres culturales. 

“Por ejemplo, en las muestras hay una tendencia que los hombres son más infestados que los mujeres, y los adultos más que los niños. Eso es curioso porque en la actualidad las tendencias de infestación son opuestas. ¿Qué nos está mostrando este registro de pediculosis? ¿Qué conductas reflejan estas infestaciones que son diferenciales?”, planteó. 

En tanto, en lo que respecta en Camarones Punta Norte, respecto a restos Chinchorro, encontró 4 trozos de carbón y un coprolito fueron fechados, de lo cual se obtuvo que el sitio fue habitado entre 7.400 y 6.050 años antes del presente, encontrando restos orgánicos de diverso tipo, como polen de Typha (Totora). 

Finalmente, Nicole Searcey se despidió de los presentes, aclarando algunas dudas y contando algunos de sus proyectos futuros, los que estarán vinculados al campo clínico, ligado a las escuelas de odontologías, ojalá de momias o predecesores.