Chile amaneció con una sonrisa

Chile amaneció con una sonrisa

26 Octubre 2020

Este es un triunfo del pueblo de Chile, que tiene su raíz en el movimiento del Despertar de Chile, que se inició, hace prácticamente un año, el 18 de octubre de 2019.

Hermann Mondaca... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Ha concluido un proceso electoral plebiscitario, participativo y democrático, donde el pueblo se manifestó en medio de la pandemia, y en donde se obtuvo la más decidora Victoria de quienes Aprobaron avanzar en un proceso para crear una Nueva Constitución, y a la vez determinó el mecanismo para realizarlo que es la Convención Constitucional.

Ver también: Plebiscito 2020: La victoria del pueblo chileno
 
Este es un triunfo del pueblo de Chile, que tiene su raíz en el movimiento del Despertar de Chile, que se inició, hace prácticamente un año, el 18 de octubre de 2019.
 
El Despertar de Chile, significó que un grupo de jóvenes valientes y decididos, removiera de la amnesia al pueblo chileno e identificara las raíces de la desigualdad y de la violencia en Chile, que ambas radican en un conjunto de leyes que favorecen a las grandes empresas monopólicas y al modelo neoliberal, y estas leyes son protegidas, amparadas  y custodiadas, por la Constitución del 80.
 
El proceso que se inició el 18 de octubre, ha significado que la ciudadanía haya comenzado a reconstituir el tejido social y haya incrementado su opinión política, comenzando a ser una ciudadanía activa y pensante.
 
Llamó poderosamente en el Plebiscito de ayer la participación activa de la juventud en la votación. Las primeras noticias que tuvimos fueron de la votación en el exterior, a los resultados iniciales de Nueva Zelandia y Australia, fueron llegando de a poco los resultados de Alemania, Barcelona, Amsterdam, y de toda Europa en donde el Apruebo, se impuso al Rechazo de manera contundente y clara. Nos llamó la atención que los votantes que participaron tenían un componente juvenil, activo y mayoritario. En todo el mundo con excepción de Emiratos Árabes, se impuso con claridad el Apruebo.
 
Otro tema que deseamos destacar en esta ocasión, dice relación con el manejo de los medios de comunicación y las redes sociales, y la abundante desinformación, las noticias falsas y calumniosas, que fue brutalmente masivas, exacerbando un lenguaje odioso y confrontacional. Esta campaña multimillonaria daba la sensación que las fuerzas del Apruebo y el Rechazo, estaban a la par.
 
Pese a toda la acción millonaria propagandística, y la clara intencionalidad de los medios de comunicación de criminalizar la protesta pacífica de celebración del aniversario del 18 de octubre, a solo una semana del Plebiscito, no surtió efecto, algo cambió en la ciudadanía, el despertar de la amnesia ciudadana ha significado que en un año, la ciudadanía está más consciente y participativa, más empoderada de los temas nacionales, más consciente.
 
Da una pena enorme que la prensa nacional no titulará de manera destacada la emoción del pueblo de este triunfo histórica.
 
Hoy cuando las fuerzas políticas detrás del Rechazo, expresan un 21,73% de la voluntad del país, las cosas se vuelven a resituar y se pone a la orden del día la tolerancia y el Bien Común. La fuerzas del Apruebo, somos una amplia mayoría del 78,27%, que no desea un clima confrontacional. Una contundente mayoría que está resuelta a avanzar con firmeza hacia un nuevo marco institucional y a superar el modelo neoliberal corrupto.
 
Lo que viene es la elección de los Constituyentes en el mes de abril. El Gobierno, el Parlamento y el Senado deben mirar con humildad los contundentes resultados plebiscitarios y entender que la victoria alcanzada, pertenece a los ciudadanos y ciudadanas de Chile. En la mayor participación electoral de la historia de la República, con un total de 7.562.173 votos registrados. (Servel).
La votación sobre el órgano que redactará la nueva Constitución, la Convención Constitucional obtuvo un contundente 78,99% y la Convención Constitucional Mixta un 21,01%.
 
Un 78,99% de las chilenas y chilenos, no desea que esté la mano del Parlamento y el Senado, en la Redacción de la Nueva Constitución. De esto deben dar cuenta el Gobierno y los Partidos Políticos y reformar de manera urgente, la participación de Independientes en el proceso electoral de abril, permitiendo que los Independientes puedan, participar en listas de candidatos, en las mismas condiciones de los partidos políticos, y puedan sumar los votos de la lista.
 
También está pendiente el tema de los escaños reservados a los pueblos indígenas afrodescendientes y changos.
 
Por ahora el pueblo de Chile, tiene el derecho de disfrutar la Victoria alcanzada.
 
Chile amaneció con una Sonrisa.
La Sonrisa, debe fortalecer la Esperanza.
La Esperanza, construir un Sueño Colectivo.
Y el Sueño Colectivo, derrotar a la Incertidumbre.