El mítico caso del Dinosaurio interdimensional de Arica

El mítico caso del Dinosaurio interdimensional de Arica

01 Junio 2018

En la Ruta 5 Norte, camino a Iquique, familias se encontraron con extraña criatura. El tema paso de ser muy mediático a, poco a poco, ser olvidado por la ciudadanía ante la falta de evidencia. Yo nunca lo olvidé.

Carlos Carvajal >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

A veces siento que Arica es una tierra demasiado mística y llena de historias que van desde las creencias más tradicionales de nuestra historia a relatos simplemente insólitos que rompen la cotidianeidad. Uno de los casos más insólitos que tuve la suerte de haber vivido fue el caso del mítico Dinosaurio interdimencional de Arica. 

Todo comienza en una fría madrugada de Agosto del 2004. Una familia realizaba en vehículo el tradicional viaje por la Ruta 5 Norte, carretera que conecta las ciudades de Iquique y Arica. Un paseo clásico que más de alguna vez nos hemos hecho con oscura soledad y una camanchaca que permite ver solamente a escasos metros del vehículo. En este escenario, a la altura de las Presencias Tutelares, esta familia se encuentra con lo que sería más tarde bautizado como El Dinosaurio de Arica. 

La primera criatura saltó por arriba del vehículo sorprendiendo al conductor y cruzando la carretera. La familia quedó traumatizada al verlo. De pronto otras figuras enormes se incorporaron; era un grupo de dinosaurios que recorrían el desolado lugar. Ante esta sorpresa, la familia afectada intentó volver a la ciudad entre el miedo y el silencio. Nadie lo creería, pensaron. 

El testimonio de esta familia y el vehículo que llegó a la ciudad con extrañas marcas de garras desató la "dinosauriomanía" en nuestra ciudad. Cada día aparecían nuevos relatos de avistamientos, nutriendo el imaginario colectivo sobre la apariencia de esta criatura: 2 metros de alto, reptiliano, gris, bípedo, con una fuerza y velocidad descomunal. Los detalles servían para inundar la prensa regional y nacional con dibujos de la posible apariencia de estos seres que, incluso, atacaron algunos vehículos en manada. 

Las autoridades intentando dar explicación lógica ante los hechos, entregaban teorías a la ciudadanía: que los seres vistos podrían corresponder a avestruces tutelares de algún caserío cercano (una extraña raza de canguros desérticos) o incluso formaciones de arena que -gracias al viento- producían visiones extrañas. Pero la gente no estaba tranquila y deseaba saber más. Decenas de grupos de cazadores, videntes, entomólogos y vecinos de la ciudad querían un poco de esta inexplicable fauna de Pampa Acha. Esto provocó cientos de viajes hacia el sector para poder captar algo de evidencia con poquísimos resultados convincentes. 

La teoría de un "ex científico"

Como si este escenario no fuese lo suficientemente surreal, y como si se tratase de una película de ciencia ficción, los medios locales y nacionales entraron en contacto con Alex Ossandón, quien se identificaba como un “ex científico” que estudió ingeniería electrónica en Múnich y que se dedicó a la docencia en universidades hasta que abandonó la ciencia para estudiar meditación en India. 

Según Ossandón, el origen de estas criaturas parte 5 años antes de los testimonios descritos anteriormente. En su búsqueda de un lugar idóneo para realizar investigaciones paranormales y estudios de meditación, Ossandón se dedicó a caminar buscando por el sector un campo electromagnético con propiedades energéticas únicas. Es así como se encuentra con antiguas y misteriosas rocas con forados muy cercanas a las Presencias que, al verlas y, por medio de la hipnosis, sintió en su cabeza instrucciones para la creación de un altar que serviría como portal interdimensional para hacer contacto con los seres del más allá. 

Este lugar fue utilizado por años sin ningún problema, en la búsqueda de aumentar capacidades humanas en base a la meditación, canalización de energías y contacto interdimensional que conducirían a un desarrollo mental y reflexivo elevado para los visitantes de este lugar. 

Lamentablemente este santuario fue parcialmente destruido por antisociales que, al remover las rocas de su lugar original, provocaron una ruptura en nuestra realidad, dejando entrar a criaturas adimensionales a nuestro plano, las que fueron definidas como “seres con una biología molecular completamente diferente a todo lo conocido, a veces imperceptibles a la vista humana”. Nuestros dinosaurios tenían la capacidad de hacerse invisibles y el misterio cada vez se hacia más increíble. 

El tema paso de ser muy mediático a, poco a poco, ser olvidado por la ciudadanía ante la falta de más evidencia. Yo nunca los olvidé, los dinosaurios son criaturas asombrosas y la idea de tenerlas tan cerca sólo me acercaba a mis fantasías jurásicas. 

Hoy en Las Presencias Tutelares se lleva a cabo un gran espectáculo musical y varios planificamos visitar esa zona tan mística. Mucho cuidado con el entorno, con las rocas, con su propia basura y con su vehículo: recuerde que su impacto en estas zonas puede traer consecuencias gigantescas.

Ver también:

Lucio de las estrellas: El increíble rapto alienígena de un alumno en Putre

Informática popular: Software libre para todos y con presencia del robot Biri-Biri [FOTOS]

Galeria Imagenes: