En Arica escasean neurólogos para atender a los enfermos de Parkinson

En Arica escasean neurólogos para atender a los enfermos de Parkinson

22 Agosto 2019

Con apenas tres neurólogos en el Hospital Regional Juan Noé, los enfermos de Parkinson pueden llegar a ser vistos cada 8 a 10 meses, lo que resulta “insuficiente” para los controles que requieren.

Patricio Vélez >
authenticated user

La enfermedad de Parkinson EP es la segunda patología neurodegenerativa en importancia después del Alzheimer, y de acuerdo a proyecciones de la Organización Mundial de la Salud, su prevalencia va en aumento producto de la sobrevida de la población. Actualmente el Parkinson afecta a más de 6 millones de personas en todo el mundo, cifra que se duplicaría en el 2030.

En Chile, pese a que no existen estudios epidemiológicos que aseguren cuántas son las personas enfermas de Parkinson, diversos análisis estiman que alrededor de 52 mil personas padecen este mal de las cuales cerca de 20 mil se atienden en el sistema público.

En tanto, en la Región de Arica y Parinacota serían aproximadamente 700 personas, que representa el 0,3% de la población afectada por este mal, según estimaciones calculadas internacionalmente.  Esta cifra es aún conservadora para la región dado que cada 10 años esa incidencia se va duplicando. Es del caso que el año 2018 los nuevos pacientes con Parkinson reportados por el Hospital Regional fueron de 65 casos, lo que significa que tenemos una incidencia de 29 casos por cada 100 mil habitantes. En estudios de incidencia mundial, considerado como el mejor indicador en las enfermedades crónicas, en la EP varía entre 8.6 y 19 por 100.00 habitantes al año. Con 29 casos, la región supera casi en un tercio la estadística que hoy se maneja para el diseño de política pública en salud para esta enfermedad.

Arica es de alto riesgo para esta enfermedad por ser una zona agrícola donde se han realizado por más de 20 años desde la década de los ‘60, políticas de fumigación con pesticidas y herbicidas para el control de la mosca de la fruta. Los científicos han encontrado una clara relación entre los productos altamente tóxicos para la salud como el Paratión, Malathión, Paraquat, de uso agrícola, incluso la Permetrina de baja toxicidad que es de uso común en los insecticidas domésticos, en el desencadenamiento de la enfermedad de Parkinson.

De estos temas y acerca de cómo es la enfermedad y los tratamientos que existen en la actualidad, se trató la charla que el viernes recién pasado, donde los asistentes, entre los que se hallaban varios enfermos de Parkinson, señalaron su preocupación por el déficit de especialistas que los atienden a en el sistema público. Con apenas tres neurólogos en el Hospital Regional Juan Noé, los enfermos pueden llegar a ser vistos cada 8 a 10 meses, lo que resulta “insuficiente” para los controles que requieren.

Por esta razón la Agrupación de Enfermos de Parkinson, organizadora de la charla, convocó a una actividad para reunir firmas en el Paseo 21 de Mayo esquina Colón para el 31 de agosto a las 12 horas.

Ver también: Parkinson: Urge que se apliquen nuevos tratamientos en Chile