Futuras mamás de Arica podrán recibir placenta tras dar a luz en Hospital Regional

Futuras mamás de Arica podrán recibir placenta tras dar a luz en Hospital Regional

05 Enero 2018

Iniciativa se concretó luego de incesantes peticiones por parte de mujeres aymaras, quienes consideran primordial el cuidado de este órgano.

Equipo El Morro... >
authenticated user

En noviembre de 2017, el Hospital Regional Juan Noé Crevani aprobó una normativa proveniente desde el Ministerio de Salud (Minsal) que posibilitó modificar los protocolos de Manejo de Residuos de Establecimientos de Atención de Salud (REAS).

Tras la aprobación del cambio en la normativa que efectuó el Minsal en mayo de 2017, un equipo multidisciplinario del hospital y del Servicio de Salud Arica, apoyado por parteras aymara, diseñaron un protocolo que se adecuara a la región, para de esta manera hacer entrega de la placenta a las madres de forma segura y pertinente culturalmente.

La iniciativa, que busca brindar una atención integral a las madres de la región, nació luego de incesantes peticiones por parte de mujeres aymara, quienes consideran, según sus conocimientos ancestrales, que la placenta es la cuna que da origen al comienzo de lo humano y que se encarga de alejar a espíritus que puedan afectar la salud del recién nacido.

Al respecto, el director del hospital Domingo Barrientos se refirió al cambio que ha provocado en la comunidad proteger la maternidad y la interculturalidad.

“Pasar de una cultura específicamente científica como es la habitual de los hospitales, a una cultura de relación con la comunidad, en la cual se le da importancia a factores culturales y emocionales como es la posibilidad de tener su propia placenta, es un hecho sumamente importante para nosotros”, señaló Barrientos.

El profesional destacó, además, que “ahora se accede a algo que quizás siempre debió haber sido, pero que antes no estábamos preparados culturalmente”.

Cómo acceder al beneficio

Para acceder a este servicio, en primera instancia las mujeres usuarias del hospital deben acercarse al centro de salud familiar (Cesfam) donde están siendo atendidas en su etapa de embarazo y manifestar su intención.

Posteriormente, se llena la solicitud correspondiente y una vez que ingresan al hospital se firman los consentimientos y se le entrega la placenta después del parto, bajo todas las medidas sanitarias que el protocolo indica, a la persona que ella haya designado para tal efecto.

“Que entreguemos la placenta a petición y que la mujer la destine a lo que estime conveniente, de acuerdo a su cultura, para nosotros es importante, ya que no sólo estamos para atender el parto, sino que, para cuidar al niño y mantener sus costumbres e ideas, eso es una atención integral”, indicó Patricia Pepe, matrona gestora subrogante de Hospital Regional.

Esta es una iniciativa que se suma al programa “Utasanjam usuña/ Parir como en casa” que permite el parto a la manera aymara en una sala intercultural de la maternidad.