La importancia del contexto: el caso de las escuelas rurales

La importancia del contexto: el caso de las escuelas rurales

17 Agosto 2018

La región de Arica y Parinacota tiene una serie de particularidades que hacen todo muy complejo. Es necesario darle una vuelta, especialmente porque 3 de las 4 comunas de la región son rurales.

Erick Leiva Soto >
authenticated user Corresponsal

La Educación es sin duda el motor del cambio social. Esta área define en gran medida que tan desarrollado es un país en conjunto con otros factores como la esperanza de vida o el ingreso per cápita. Es bien conocido el problema educativo que existe a nivel nacional, donde tenemos un sistema que no garantiza el aprendizaje y desarrollo de habilidades. Además, podemos deducir por las cosas que ocurren día a día, que tampoco se está formando a ciudadanos del todo responsables.

Quisiera referirme una vez más a la importancia del contexto en Educación. Ya podremos otro día seguir con el montón de otros factores que afectan el aprendizaje de nuestros estudiantes. El contexto es tan importante que no podríamos educar sin considerarlo. Encierra no sólo lo circunstancial, sino que también el legado cultural, los conocimientos previos, las necesidades de un estudiante y de la comunidad en su conjunto. En fin, es un tema amplio, sobretodo si lo vinculamos con la cultura y la identidad, aunque todo está enlazado en cierta medida.

La región de Arica y Parinacota tiene una serie de particularidades que hacen todo muy complejo. Zona fronteriza que limita con 2 países y con mucho movimiento de personas de diversas nacionalidades; un pasado convulsionado por una guerra y un proceso de anexión; además, tenemos la cultura aymara que la convierte en una zona intercultural. Por otra parte, tenemos el factor geográfico, con pueblos dispersos por la cordillera y los valles. Pueblos que también requieren que sus hijos e hijas sean educados. Contextos muy diferentes a lo que se puede ver en otros lugares del país. Echémosle un vistazo a la Educación rural. Es necesario darle una vuelta, especialmente porque 3 de las 4 comunas de la región son rurales.

Multigrado, multiuso, multiétnico

Hace un par de años que vengo conociendo lo que es la Educación rural y es un tema muy adecuado para entender la importancia del contexto. En primer lugar, tenemos que considerar que a pesar de que las localidades rurales sufren un progresivo despoblamiento, la gran mayoría cuenta con escuelas y esto debiera seguir siendo así, en la medida que haya niños que requieran educarse. De esta forma nos podemos encontrar con escuelas que tienen 15 alumnos, así como otras con 3 alumnos, por dar un ejemplo. La poca cantidad de estudiantes impide que haya una mayor inversión en infraestructura, por lo que en ocasiones esos 15 o 3 alumnos deben llevar a cabo su proceso educativo en escuelas con una o dos aulas como máximo.

Muy bien, tenemos dos factores por ahora. La poca cantidad de alumnos y la infraestructura limitada. Sumemos a eso que los alumnos tienen diferentes edades y, por tanto, cursan diferentes niveles. Todo ello nos da como resultado pequeñas escuelas con salas “multigrado” y “multiuso”. Lo primero porque en una misma sala deben convivir y educarse estudiantes de diferentes cursos. En este caso, la mayoría de las escuelas tienen desde 1° hasta 6° año básico. Y lo de multiuso, es debido a que en la misma sala se realizan prácticamente todas las actividades, tanto curriculares como extracurriculares.

También consideremos que en la mayoría de las escuelas rurales sólo hay un docente destinado a tiempo completo para las diferentes asignaturas y labores administrativas, siendo apoyado ocasionalmente por otros especialistas del área. Eso nos da como resultado una escuela “unidocente”.

Y, por último, sumemos que muchos estudiantes de las escuelas rurales son de ascendencia aymara o vienen de algún país vecino, como suele darse en la región, lo cual nos da el elemento multiétnico.

Hasta ahora, sólo considerando esos factores, ya tenemos un contexto bastante complejo que sí o sí debe ser considerado por todo docente o toda persona que desee intervenir de alguna forma. Son escuelas pequeñas, pero con un sinfín de particularidades que desafían la lógica de nuestro sistema educativo. Demandan un trato diferente desde el punto de vista de la planificación y la práctica. ¿Cómo realizar una buena clase en dicho contexto? ¿Cómo llevar a cabo todo un proceso educativo considerando tantos factores?

Por estas y otras cosas podemos decir que pocos escenarios son tan complejos como esas escuelas unidocentes con aulas multigrado, multiuso y multiétnicas.

Esta historia continuará...

Ver también:

Consciencia ambiental: Pensemos un poco en el futuro

+ Arica y Parinacota: Despoblamiento, centralismo y algo más