Papito corazón “dona” 10% a la pensión de su hijo y el mundo lo santifica

Papito corazón “dona” 10% a la pensión de su hijo y el mundo lo santifica

28 Julio 2020

"Soy un excelente padre", fueron las palabras del oportunista canonizado.

Javier Plaza Va... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Un gran paso para la humanidad dio nuestro país, al soltar una parte de los morlacos destinados a la jubilación de los trabajadores/as. Pero la aprobación del retiro del 10% de la AFP, no tiene contento a todos… especialmente a los “papito corazón”, esa especie de personas que se desligan con facilidad de la crianza y piensan que dar pensión a sus hijos/as es una injusticia digna de otro estallido social.

La medida de retenerle el 10% a los papitos corazón, los tiene 100% asustados. Una medida que se debería empezar a aplicar de forma permanente. Los Tribunales de Familia tendrán de donde sacarle la platita al papito que decidió no aparecer más en la vida de su hijo/a. 

“Yo le pasaba 50 lucas, y me parecía un exceso… si los pañales cuestan $1.500”. Fueron las palabras de un “papá” que en su vida ha comprado un pañal. Quizás tampoco sabe que su retoño, para darle uso a esos pañales, también come todos los días.

En redes sociales se ha pillado a uno que otro “papito” pidiéndole por favor a la madre de su hijo/a que no le quite el 10%, lo que hace pensar en todas las veces que esa mamita tenía que pedirle por favor al padre que le deposite la pensión al día, porque se le acabó la leche, el niño se enfermó o hay que comprarle ropa.

Tampoco faltaron los que les ofrecían un negocio redondo a la mamita: “Sé que te debo mucha plata, pero te puedo adelantar dos cuotas de la pensión ¿qué te parece?”. ¿Qué pensará este tipo? ¿que está repactando la tarjeta de crédito? Y si tenía para adelantar “cuotas” ¿por qué no lo hizo antes? 

A los papás que deben plata y que no están ni ahí con pagar la pensión, debería ser parte de la constitución sacarles la plata de la jubilación, el sueldo, los impuestos o de donde sea posible, para que se hagan responsables y sepan que la crianza no es algo de lo que uno pueda desligarse como si fuese un interruptor de encender y apagar… “Hoy me toca ver a mi hijo… pero van a dar el partido… Pucha, no puedo pensar así… tengo prioridades… Mejor lo veo mañana… al niño”.

Tampoco van a faltar los que no saquen sus fondos por miedo a que se lo quiten, como si fueran un camarógrafo, el 10% fuera su pelo y sus ex parejas fueran Viñuela.

Estamos tan atrasados en este tema, que a mi parecer la retención del 10% es poco en comparación a los cambios que deberían existir. Que se haga la ley “Papito Corazón, paga la pensión”.

Pero no todo es malo, porque hubo un padre que cedió voluntariamente su 10% a la pensión de su hijo. “Me pareció un gesto bonito”, fueron sus palabras. Quien iba a pensar que un ser humano iba a ser tan bondadoso, habría que enmarcar a este tipo y vender toallas con su foto. Dónde se había escondido este ser de luz. Sin embargo, posteriormente se descubrió que nunca había cotizado.