Que la cuarentena de Coronavirus no se convierta en una burbuja

Que la cuarentena de Coronavirus no se convierta en una burbuja

22 Abril 2020

"Las cosas no cambian; cambiamos nosotros". Henry David Thoureau.

Vanesa Guerra V... >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

Algo es cierto, a estas alturas ya todos queremos, algunos más otros menos, que acabe el encierro tipo “paren la cuarentena que me quiero bajar”. El cambio pareciese que no va a ocurrir nunca, se ha visto tan cercano como lejano y es posible que entre confusión y costumbre nos hayamos ido adaptando y agarrando el ritmo que todo esto  conlleva. Cambios que aceptamos como decisión propia y otros que simplemente tenemos que asumir.

Y si bien una de las características que más nos favorece del intelecto humano es la capacidad de adaptación al cambio. Esto no quiere decir que bajo esta fortaleza no subyazcan emociones negativas y se acentúen ansiedades, sentimientos de soledad, entre otros sentimientos de desesperanza y sobre todo la sensación de falta de control sobre nuestras propias vidas.

Entonces… ¿qué va a pasar cuándo esto termine y más aún, termina todo esto?, sin exponer nuestra salud física y mental, eventualmente tendremos que nuevamente adaptarnos, pero, una cosa es asumir cambios y otra es querer funcionar como máquina con interruptor. Prepararnos para gestionar cambios porque NO volveremos a la normalidad, esto no es si no otro cambio progresivo de muchas situaciones sumadas, una nueva realidad que podemos tomar como una oportunidad, extrayendo lo positivo que hemos aprendido, tomemos las riendas de nuestras decisiones, salgamos de esta no como saliendo de un aislamiento, si no que preparados para enfrentarnos a esta nueva realidad sin que nos tome de sorpresa nuevamente, casi armados de mascarillas, alcohol gel, precauciones pero también pongamos en nuestra artillería:

  • La organización, el trabajo colectivo, la empatía, la confianza que habíamos desarrollado en los otros durante la movilización social.
  • Todas las habilidades culinarias, artísticas, reflexivas e intimas, el tiempo en familia y los tiempos propios que se han visto florecer en esta cuarentena.
  • El respiro que le dimos al planeta de nuestro acelerado y destructivo ritmo de vida
  • La compasión por las vidas ajenas, que nos ha dejado la gran pérdida en esta tragedia mundial
  • Mientras todo esto transcurre, las recomendaciones sanitarias persistirán un buen tiempo. Tratemos nosotros salir de esta más fuertes, más inteligente, más sociales y más conscientes.

¿Qué más añadirías a esta mochila de aprendizajes?