Relatos Ucrónicos: Biodistopía #2

Relatos Ucrónicos: Biodistopía #2

02 Julio 2020

Desde la oscuridad subterránea se oye el murmullo mezclado de los que están bajo tierra y en la superficie.

Sebastián Lucero >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Ciudadano

"¡Atención Funcionales!, la gran oficina les recuerda que faltan 5 días para que rindan su cuota semanal de progreso material, considerando al nuevo modelo de teleholograma Antar36 que cuenta con el dispositivo de comunicación directa con nuestra querida oficina; De no contar con el requisito, regirán las normativas D2, D4, T1 y W6 sobre penitencias por falla estructural de la imagen económica.

Ahora no olviden administrarse 5ml de Conformin cada 3 horas, aprovechen la oferta a sólo una jornada tributaria y sonría, porque somos un sistema muy consciente con el medio, ¡Así que ya es hora de apagar las luces! ¡Ta-Ta!.”

Desde la oscuridad subterránea se oye el murmullo mezclado de los que están bajo tierra y en la superficie.

¿Sé habrá enviado? ¿Cómo pasaremos esta noche? ¿Lo habrán recibido?

<<¿Qué comeremos mañana?>>

Las luces se apagaron por sectores desde los servicios básicos hasta los indispensables que cerraron último, vinotecas y pizzerías lujosas, además de el Unibanc.

Se reforzó a Security, dándoles libertad absoluta, siendo juez y verdugo en un sólo puño.

Las persecuciones a los miembros del grupo ocular – los que se oponen a FARMACorp- se escucharon toda la noche y todo el día también.

El FarmaGob había ocupado toda la vida de los funcionales, con slogans como “los recuerdos desaparecen bajo tierra”- o al menos eso querían creer.-

- ¿Estás seguro que no nos vio bajar?

- Eh si, 95% tranquilo, relájate... Mira que increíble que tiren a la basura esta perfecta placa base para identidad.

- Ya deben tener el nuevo modelo, ¡Ian mira! Estas cajas son de hace 150 años.

“El aporte del gobierno para la alimentación familiar”, quizás estaban defectuosas, mmm... La llevaremos también.

- ¡Vamos rápido!

Cargan su carretilla a vapor, se suben por los costados y se van.

La luz es algo preciado bajo tierra, sólo hay momentos en los que llega a algunos lugares, la humedad del desagüe se mete por las paredes, y el sonido de la carretilla a vapor parecía un trueno interminable por el eco a lo lejos, que ya había alertado al grupo de personas desechadas.

¡Alto ahí! Identifíquense...

- Nico e Ian. Funcionábamos arriba como procesadores materiales.

- Verá, todo objeto tiene una historia, interrumpe Ian, limpiándose las antiparras.

- Sabemos que se reúnen aquí y tienen un plan… queremos unirnos.

 ¿Por qué confiaríamos en dos chatarreros?

 -Porque también nos desecharon y tenemos objetos muy útiles en nuestra colección que podrían servirles, responde Nico.

- Mientras más personas pensemos en la misma dirección, más rápido podemos construir, tenemos muchas ideas para poder combatir- agrega Ian.

///Mmm… ¡Abre la muralla!\\\

 “¡Muy buenos días¡ Un nuevo día sin errores, ni disturbios, ni nada que lamentar, ¡Ah la vida es perfecta! Funcionales recuerden tomar 5ml de Esfuercilina antes de desayunar, ahora también vía neuronal, ¡A sólo 3 jornadas tributarias!”.

Desde lejos suena una señal de radio.

“...Aquí S304, Security encontré a los transgresores… Cambio y fuera.”